Honduras mantiene la calificación B1 estable de Moody’s Investors

La política fiscal sólida, respaldada por la Ley de Responsabilidad, son factores determinantes para mantener la calificación

El Gobierno aprobó una reducción del 8.5% en el pago de impuestos en 2020 para mipymes a causa de la pandemia.
El Gobierno aprobó una reducción del 8.5% en el pago de impuestos en 2020 para mipymes a causa de la pandemia.

Tegucigalpa, Honduras.

Honduras mantiene la calificación y perspectiva de riesgo país de B1 estable por parte de la empresa Moody’s Investors Service, informó ayer la ministra de Finanzas, Rocío Tábora.

“El Gobierno de Honduras mantiene su calificación y perspectiva en B1 estable. Ayer por la tarde (1 de mayo de 2020), Moody’s Investors Service publicó en un comunicado”, indicó la funcionaria en su cuenta de Twitter.

Efectos
1.
El BCH estima que el crecimiento económico del país se ubicará entre 1.5% y -2.5% para 2020 y entre 2.0 y -3.0% para 2021 a causa de la recesión mundial causada por la pandemia.
2.
Los pronósticos del BCH indican que la inflación se ubicará en torno al 4.0% para finales de 2020 y 2021.

Tábora atribuyó esa calificación de riesgo país en las políticas fiscales sólidas implementadas por el Gobierno que se respaldan en lo establecido en la Ley de Responsabilidad Fiscal (LRF).

LEA: Mipymes podrán solicitar créditos con 20% de garantía

“Esta calificación se sustenta en la fortaleza crediticia como son un marco de política fiscal sólido, respaldado por la Ley de Responsabilidad y el compromiso del Gobierno con políticas fiscales y monetarias prudentes”, precisó la funcionaria.

No obstante, agregó que los efectos de la emergencia provocada por la pandemia del coronavirus impactará en los ingresos del Gobierno y será sustancial este año, lo que conllevará a un déficit fiscal equivalente a menos del 3% del producto interior bruto (PIB).

“Sin embargo, el impacto potencial del brote de coronavirus en los ingresos del Gobierno será sustancial en 2020, lo que lleva a un déficit esperado de poco menos del 3% del PIB. Volviendo al curso de las reglas fiscales según las mismas cláusulas de la LRF”, puntualizó Tábora.

Previsiones.

Según la previsiones del Banco Mundial, a raíz de la crisis sanitaria mundial la región tendrá una fuerte contracción en su PIB del 4.6%.

En Centroamérica, El Salvador y Nicaragua tendrán este año una contracción del PIB del 4.3% cada uno seguido de Belice (-3.9%) Costa Rica con -33%, Honduras con el -2.3%, Panamá con el -2% y Guatemala con el -1.8%.

La Prensa