OPS preocupada por contagios en Cortés

Expertos consideran que las medidas de aislamiento deben continuar hasta que se reduzca la curva de contagiados También preocupa el patrón de muertes

VER MÁS FOTOS
Actualmente está vigente el toque de queda absoluto en los 18 departamentos de Honduras y expira el 12 de abril próximo.
Actualmente está vigente el toque de queda absoluto en los 18 departamentos de Honduras y expira el 12 de abril próximo. /

Tegucigalpa, Honduras.

Honduras se encuentra en la etapa crítica de la pandemia de coronavirus y por consiguiente es muy probable que se prolonguen por cuatro o seis semanas más las medidas de aislamiento y distanciamiento social para contener la rápida expansión del virus y con ello reducir los contagios y la alta mortalidad registrada en el país.

Hasta el domingo, el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) reportaba 298 casos positivos de COVID-19 y 22 muertes relacionadas, con una tasa de letalidad del 8.2%, una de las más altas de la región.

22
muertos por COVID-19 reportaban hasta el domingo las autoridades de la Secretaría de Salud.

Tras confirmarse los dos primeros contagios importados de COVID-19, el 11 de marzo anterior, el Gobierno de Honduras decretó tres días después el toque de queda absoluto en Tegucigalpa, Choluteca y La Ceiba, medida que después se extendió a San Pedro Sula y al resto del país.

LEA: Cierre total: En Cortés y El Progreso todo estará cerrado

La cuarentena, que expirará el domingo 12 de abril, busca reducir la cantidad de contactos que cada persona tiene a diario para aminorar el número reproductivo del virus o la media de individuos que cada contagiado puede llegar a infectar, y de esta forma aplanar la curva de contagios y evitar el colapso del frágil sistema sanitario hondureño.

zc-tegucigalpa4-060420(800x600)
El Valle de Sula es una de las zonas más afectadas de Honduras.

Bajo ese esquema recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los hondureños cumplieron este lunes 21 días de confinamiento obligatorio con salidas reguladas tres días de la semana solo para abastecerse de alimentos, retirar dinero en los bancos y cargar combustible.

Con respecto a la decisión de ampliar la cuarentena, Julián Pacheco, ministro de Seguridad de Honduras, informó a LA PRENSA que se está valorando el comportamiento de la enfermedad y con base en ello se determinará en los próximos días la ampliación del toque de queda en todo el territorio, aunque no precisó por cuánto tiempo. “Esto es impredecible, lo más seguro es que el contagio y las muertes aumenten, entonces se incrementarán las medidas de contención; pero de alguna manera se buscará mantener a flote la economía”, afirmó el funcionario.

LEA: Honduras registra 30 nuevos casos de COVID-19, 298 en total

6
personas contagiadas fueron dadas de alta en la semana anterior.

Patrón atípico.

A la fecha, el departamento de Cortés es el epicentro de la pandemia con 195 casos confirmados, le siguen Francisco Morazán con 47, Colón 20, Atlántida 11, Santa Bárbara 8, Yoro 8, Lempira 4, Choluteca 2, Copán 2, La Paz 1 y Comayagua 1.

Piedad Huerta, representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), dijo en una entrevista con LA PRENSA que la situación es preocupante por la gravedad del avance de la pandemia que ya ha cobrado 22 vidas, y que por consiguiente es importante mantener a la gente en casa el mayor tiempo posible.

Toque de queda ha funcionado
La representante de la OPS valoró que la cuarentena ha contribuido a evitar la explosión de un mayor número de casos positivos en Honduras, tal como ha ocurrido en Nueva York, Italia, España y Ecuador.
“Si no se hubieran tomado estas medidas creo que tendríamos una situación incontenible, así que la curva que vamos viendo es la esperada conforme a las medidas adoptadas”, dijo.

De manera especial, a la OPS le preocupa el alza de infectados en Cortés, adonde dijo que se debe redoblar la campaña de prevención y localizar a todos los contactos de personas positivas y ponerlos en cuarentena obligatoria.

Consideró que las medidas de distanciamiento y aislamiento por parte de la población se han cumplido en algunas regiones y ciudades; pero en otras lamentablemente no se ha logrado trasmitir el mensaje de la gravedad real de esta enfermedad.

Huerta explicó que el número y perfil de muertes en Honduras está causando mucha preocupación porque el patrón no es el mismo reportado en China, adonde el COVID-19 afectaba con mayor fuerza a mayores de 60 años con enfermedades concomitantes; pero en el país está causando una alta mortalidad entre gente más joven, incluso menores de 30 años.

zc-tegucigalpa9-050420(800x600)
La pandemia mantiene en vilo a la población hondureña y al mundo entero.

Por lo anterior recalcó que es muy importante que el 100% de los hondureños capten el mensaje que esta es una epidemia muy grave, nunca antes vista en los últimos 100 años, que puede cobrar la vida de muchas personas si no asumen con mucha responsabilidad todas las medidas de prevención que se están dictando. Con respecto a la ampliación del toque de queda absoluto en el país, la representante de la OPS dijo que esa es una prerrogativa del Gobierno, pero “sí creo que se debe extender y mantener la medida de quedarse en casa tanto como sea posible”.

“Tanto más extendamos el quedarse en casa, más dilatamos la propagación de la infección, y eso le permite a los servicios de salud atender a la gente. Si se nos llega a dar una explosión de casos y de pronto toda esa gente que anda en los mercados empieza a reportarse enferma, en los hospitales no habrá camas suficientes para atenderlos”, advirtió. Huerta insistió en practicar disciplinadamente todas las acciones de prevención, como lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente o utilizar gel con base de alcohol, evitar pasarse las manos por la cara, no saludar de manos o abrazos, utilizar barbijo en caso de salir de casa y guardar la distancia de otras personas en por lo menos uno o dos metros a la redonda. Esta estrategia debe incluir el fortalecimiento del sistema de vigilancia epidemiológica para garantizar la búsqueda activa de casos de COVID-19, detectarlos, y diagnosticarlos por medio de la prueba, pero hacer también el seguimiento de los contactos de una persona contagiada para ponerlos en cuarentena.

Los escenarios.

Marco Tulio Medina, científico y exdecano de la Facultad de Ciencias, consideró que bajo el actual panorama, la cuarentena deberá prolongarse de cuatro a seis semanas más para mantener plana la curva de contagios y evitar saturar el sistema sanitario.

Recordó que las proyecciones de la OPS y la OMS es que Honduras registrará entre 20,000 y 40,000 contagios de la enfermedad, de ahí la importancia de mantener el aislamiento de las personas por más tiempo.

“Si durante esta semana sigue la curva ascendente, se tendrá que prolongar más tiempo la cuarentena, mínimo de cuatro a seis semanas más, y para poder retirarla se tendrá que hacer lo mismo que se hizo en Wuhan: ver que la curva vaya para abajo porque si no corremos el riesgo de haber hecho todo el esfuerzo y volver otra vez a registrar un doble pico de contagios”, acotó.

Explicó que posiblemente el alto índice de muertes obedezca al hecho de que el subregistro de contagios es mayor y podría oscilar en las mil personas infectadas en este momento.

La Prensa