Honduras: Urge plan económico para salvar empleos

El Cohep dio sus propuestas, pero a casi diez días, no ha tenido recepción del Gobierno. JPMorgan estima cuántos días puede sobrevivir un negocio sin ingresos.

VER MÁS FOTOS
La actividad comercial, tanto de Honduras como del mundo, está totalmente paralizada por la pandemia.
La actividad comercial, tanto de Honduras como del mundo, está totalmente paralizada por la pandemia.

SAN PEDRO SULA.

Con sistemas de salud pública al borde del colapso producto de la actual pandemia, por primera vez en mucho tiempo, los gobiernos han dejado a un lado la economía.

Los pronósticos para la actividad económica mundial son desalentadores y todo apunta a una recesión global que hará que el producto interno bruto (PIB) decrezca, el desempleo aumente y millones de personas más caigan en la pobreza.

Organismos como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), a través de su secretaria ejecutiva, Alicia Bárcena, consideran que la “crisis del COVID-19 pasará a la historia como una de las peores que el mundo ha vivido”.

27
sobreviven sin ingresos.El número medio de días de amortiguación de efectivo en las pequeñas empresas promedio, según JPMorgan.

Según la funcionaria, “la enfermedad pone en riesgo un bien público global esencial, la salud humana, e impactará en una ya debilitada economía mundial”.

En Honduras, el sector privado ha presentado propuestas encaminadas a “salvar empleos”, pero a casi diez días de haberlas hecho públicas, no han tenido la recepción esperada por las autoridades del Gobierno.

A través de entrevistas y mensajes en redes sociales, dirigentes de la empresa privada han demandado medidas urgentes.

Panamá
En Panamá, el crecimiento exponencial de la cantidad de casos confirmados hizo que el país decretara el cierre temporal de establecimientos comerciales y empresas de personas. Sin embargo, para evitar la desaceleración económica y como medida preventiva, se mantienen las operaciones de las cadenas de distribución, comercialización y venta de alimentos, medicamentos, equipos de seguridad, insumos veterinarios y agrícolas, construcción, imprentas, lavanderías, fabricantes de empaques y otras.

“No hay tiempo que perder, urge implementar un plan económico de emergencia consensuado entre Gobierno y empresa privada para el beneficio de Honduras. Salvar empleos es sinónimo de salvar vidas, es poner dinero en el bolsillo de los hondureños”, expresó José Luis Rivera Sagastume, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT).

Un criterio similar compartieron empresarios de la zona norte, quienes reclaman al Gobierno implementar las medidas propuestas por el sector.

“No hay tiempo que perder. Como primer paso debe aprobarse de inmediato la prórroga de pago de impuestos y servicios públicos”, dijo Pedro Barquero, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés.

fr-apertura-300320(800x600)

La Federación de Cámaras de Comercio e Industrias de Honduras (Fedecámara), que preside Menotti Maradiaga, exhortó al Gobierno a “que apruebe las medidas que han sido planteadas por el Cohep y poder enfrentar la difícil situación económica que nos ha generado el COVID-19. La micro, pequeña y mediana empresa (mipyme) a nivel nacional no podrá salir adelante sin medidas de alivio”.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), encabezado por su presidente Juan Carlos Sikaffy, presentó propuestas al presidente Juan Orlando Hernández y al Consejo de Ministros, y a la vez instó a la población a actuar con calma y responsabilidad. “Lo primero es la salud. A la par también trabajamos en mantener los empleos”.

Guatemala
El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, anunció medidas para mitigar la crisis económica que podría enfrentar el país, derivadas de la emergencia desatada por el covid-19. Para ello, bajaron hasta un 50% la tasa de interés para quienes necesiten préstamos para pagar planillas o necesiten capitalizar sus negocios, indicó el mandatario. La mayoría de las aseguradoras han incluido dentro de sus pólizas de seguro, atención médica por esta pandemia y parte de la banca ha flexibilizado el riesgo de crédito.

El Gobierno anunció el 26 de marzo a empleados y empleadores declarar otorgados y gozados los días feriados para el período de vigencia de la emergencia sanitaria nacional; y conceder a cuenta de vacaciones los días que los trabajadores no se presenten a laborar en su jornada ordinaria, también mientras dura el estado de emergencia.

Días sin ingreso. Según el Instituto JPMorgan Chase, la mitad de las pequeñas empresas solo tienen lo suficiente para permitirles mantener sus negocios en funcionamiento durante 27 días, aproximadamente.

Las conclusiones derivan luego de un análisis a más de 597,000 pequeñas empresas entre febrero y octubre de 2015.

Las industrias intensivas en mano de obra tienen incluso menos amortiguación, y los restaurantes solo tienen 16 días intermedios en la mediana.

El Salvador
Como medidas preventivas, tras confirmar los primeros tres casos el 16 de marzo, el presidente Nayib Bukele, anunció que durante los próximos tres meses suspenderán la mensualidad de los servicios de agua, electricidad, teléfono, cable e internet. El no pagar estos servicios no generará intereses ni afectará el récord crediticio. Asimismo, anunciaron la congelación de los cobros de los créditos hipotecarios, personales, tarjetas de crédito, capital de trabajo y emprendimientos durante tres meses.

Los días de amortiguación de efectivo son la cantidad de días que una empresa puede continuar pagando sus salidas típicas, como nómina, proveedor de compras o reembolso de préstamos, sin aportar dinero, en forma de ingresos, reembolsos de impuestos o transferencias de inversores, o ahorros privados de los propietarios.

El Instituto JPMorgan Chase calculó los días de amortiguación de efectivo con base en la proporción de cuánto dinero tenía una empresa al final del día en promedio a sus salidas diarias. La mayoría de las empresas se quedaron sin días de amortiguación en un mes.

Costa Rica
El 21 de marzo pasado, la Asamblea Legislativa de ese país sesionó de manera extraordinaria y aprobó en segundo debate la Ley de Autorización de Reducción de Jornadas de Trabajo ante la Declaratoria de Emergencia Nacional. Esta norma permitirá al patrono modificar los contratos de trabajo para reducir hasta en un 50% el número de horas de la jornada ordinaria de trabajo pactada entre las partes, siempre y cuando el patrono haya visto una disminución de al menos un 20% en sus ingresos brutos.

El número medio de días de amortiguación de efectivo en todas las pequeñas empresas fue de 27 días y una cuarta parte de las pequeñas empresas tienen menos de dos semanas de reserva de efectivo.

“La falta de amortiguación se está convirtiendo en un problema enorme actualmente, ya que los restaurantes y bares se ven obligados a dejar de atender a los clientes debido al brote de coronavirus, lo que genera temor de que muchos cierren definitivamente”, según un artículo del Business Insider.

En tanto, las compañías de bienes raíces tienen una mediana de 47 días de amortización de efectivo, conforme al análisis elaborado por JPMorgan.

A nivel nacional, directivos de las mipymes han expresado su preocupación sobre el rumbo que tomarán sus negocios como efecto de la pandemia actual.

LC canales 300320(1024x768)

3 claves para Mipymes:

1

Propuestas

El Colegio Hondureño de Economistas Capítulo Noroccidental propuso diseñar un programa de subsidios al empleo en la mipyme (como máximo 50 empleados remunerados) por el período de emergencia.

2

PROMEDIO

El subsidio sería de L3,500 millones partiendo de un estimado de 700,000 empleos directos en la mipyme y la inversión social mensual para proteger a la mano de obra del sector.

3

IMPUESTOS

Los economistas sugieren que el Gobierno debe aprobar una moratoria en el pago de los impuestos por tres meses. La sugerencia es similar a la que han hecho directivos del sector privado.

Sugieren respuestas rápidas ante efectos del COVID-19

SAN PEDRO SULA. El Colegio Hondureño de Economistas Capítulo Noroccidental instó, a través de un comunicado, a que haya respuestas rápidas y efectivas para contener los efectos inmediatos de la pandemia.

Según los economistas, las medidas que proponen son “financiables con fondos públicos aprobados, pero requieren en primer lugar una reestructuración completa del presupuesto general de la República, recortando el gasto superfluo, innecesario y sesgo político”.Entre las medidas sugeridas, exigen “la implementación de un programa amplio de abastecimiento con víveres focalizado para 5.7 millones de hondureños, utilizando los recursos ya aprobados del presupuesto general de la República”.

El programa deberá estar diseñado e implementado, garantizando su uso racional, sostienen.

La Prensa