Gobierno anuncia la compra de hospital y tres clínicas móviles

El presidente Juan Orlando Hernández pidió “hacer un solo frente” y a no caer en el pánico ante la amenaza del coronavirus

El presidente Juan Orlando Hernández se reunió con miembros del Fonac, Sinager y de la OPS.
El presidente Juan Orlando Hernández se reunió con miembros del Fonac, Sinager y de la OPS.

Tegucigalpa, Honduras.

El Gobierno de Honduras anunció ayer la compra de tres clínicas móviles y un hospital móvil para reforzar la capacidad del país ante la amenaza de expansión del coronavirus.

Las tres clínicas móviles estarán en Roatán, San Pedro Sula y Tegucigalpa, y el hospital móvil también en Roatán, con la expectativa que ya estén en el país en los próximos días.

El presidente Juan Orlando Hernández hizo un llamado a no caer en pánico, al tiempo de asegurar que el Gobierno está tomando las medidas necesarias para contrarrestar la llegada de la enfermedad. “Las acciones que se hacen de momento son de prevención, porque, reiteró, el Covid-19 o coronavirus, aún no ha ingresado en el país”.

En la reunión participaron integrantes del Foro Nacional de Convergencia (Fonac), del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), autoridades del Gobierno, médicos especialistas y representantes de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

LEA: Pánico en EEUU por propagación del coronavirus, que ya deja 6 muertes

Hernández dijo: “Ya he ordenado la compra de clínicas y un hospital móvil que permita tener una capacidad adicional que no hemos tenido antes; ya se ha dado el adelanto y esperamos que los proveedores cumplan en el menor tiempo”.

Hernández expresó que existe un abastecimiento en bodegas de requerimientos sanitarios, pero que ante la necesidad no se permitirá “el abuso ni el acaparamiento”. Agregó que ha hablado con empresarios que tienen la capacidad de producir mascarillas y que solo están a la espera de los parámetros técnicos.

La epidemióloga Roxana Araujo, vocera oficial de la Secretaría de Salud sobre coronavirus, fue clara al decir que “el contagiarse con Covid -19 no es sinónimo de firmar la sentencia de muerte”.

Hizo una reseña sobre la situación mundial y aseguró que solo el 2.3% de los infectados representa la tasa de mortalidad. “Hasta ahora estamos en la fase de prevención porque no tenemos ningún caso, y debemos seguir trabajando de manera intensiva en las acciones de lavado de manos o limpieza con gel”.

La Prensa