Juzgados móviles, grandes aliados contra mora judicial

En seis ciudades del país hay buses adaptados para audiencias y juicios. El año pasado ingresaron 1,237 expedientes, hubo 938 resoluciones de las cuales 546 fueron conciliaciones

El Juzgado de Paz Móvil en la colonia 21 de Octubre de la capital.<br/>
El Juzgado de Paz Móvil en la colonia 21 de Octubre de la capital.

Tegucigalpa, Honduras

Son buses adaptados para que funcionen como salas de juzgados. Además de los jueces, hay una secretaria, un receptor, un guardia y un escribiente.

Los Juzgados de Paz Móviles, llamados así porque en las seis ciudades adonde funcionan se estacionan en diferentes zonas todas las semanas, han venido a reducir la mora judicial porque los trámites son expeditos.

“Este es un servicio para poder acercar la justicia a las comunidades, y han venido a ayudar increíblemente al Poder Judicial para disminuir la mora, porque de repente problemas que para ciertas personas son demasiado importantes, por una deuda, digamos de mil lempiras, no es necesario llegar a un juzgado”, dijo Verónica Alvarado, jueza en el Juzgado de Paz Móvil en Francisco Morazán.

Gratuito
Para ayudar a las personas de escasos recursos que no pueden pagar un abogado.

Comenzaron en 2008 con tres unidades en el Distrito Central, San Pedro Sula y Choluteca y hace dos años con el financiamiento de la Unión Europea se asignaron tres vehículos adaptados en Santa Rosa de Copán, Juticalpa y La Ceiba. El personal desarrolla juicios en materia civil de hasta 100,000 lempiras.

Llevan casos en materia penal siempre y cuando el caso esté documentado, bajo la voluntad expresa de las partes resuelven casos de familia, casos laborales y en materia de violencia doméstica, según lo que establecen las leyes.

Para ser atendido solo debe presentar la tarjeta de identidad, el caso lo puede manifestar tanto de manera escrita como verbal y no necesita de apoderado legal, en la capital se realizan entre seis y ocho audiencias al día.

El año pasado ingresaron 1,237 expedientes, en su mayoría en San Pedro Sula (394) y el Distrito Central (463), de los cuales hubo 938 resoluciones, de estas 546 fueron conciliaciones. “Estos juzgados fueron creados con el objetivo de ayudarle a las personas de escasos recursos o en condición de vulnerabilidad a resolver sus conflictos”, añadió la jueza.

El Juzgado Móvil en Tegucigalpa se instala lunes y miércoles en la colonia 21 de Octubre, debido a que es donde más personas llegan; el martes en colonia Loarque, el jueves en la colonia Villa Vieja y el viernes en la zona 4 de la colonia Cerro Grande. La jueza contó uno de los casos que más le llamó la atención. “Un muchacho llamado Marvin quedó huérfano y se hizo cargo de sus dos hermanas a muy corta edad, su madre falleció en el parto de su hermana menor y el papá de la niña desapareció.

Él tuvo que salir a vender golosinas a las calles para poder mantener y llevar alimentos a las niñas y su abuela, nunca supo lo que era estrenar una Navidad o un pastel de cumpleaños porque siempre tenía que trabajar, 14 años después se encontró en un trabajo al papá de su hermanita menor, conversó con él y se comprometió en ayudarle con la niña, pero nunca lo hizo. Él se presentó al juzgado, se llamó al señor y fueron a audiencia, en ella conciliaron que le daría incluso más dinero del que él le había solicitado anteriormente; uno de los casos que han tenido un resultado satisfactorio”.

El año pasado se lanzó la campaña mediática en el programa Panorama Jurídico, adonde se da toda la información necesaria sobres esta opción para los ciudadanos.

LC juzgados 230220(800x600)

Casi 30 casos diarios en La Ceiba

Una importante función cumplen los Juzgados de Paz Móviles en beneficio de la población del litoral atlántico.

Cada día de la semana, la unidad se instala en un punto diferente y estratégico en la ciudad de La Ceiba, adonde llegan las personas requeridas y los demandantes.

Hace dos años comenzó a funcionar esta nueva modalidad, atendiendo aproximadamente entre 25 a 30 casos diarios en materias penal y civil. Aquí se dirimen casos menores, como violencia doméstica y demandas menores a 50,000 lempiras. Además, se encargan de citar a las partes involucradas.

“Con estas oficinas móviles se acercan los juzgados a las personas que muchas veces se les dificulta trasladarse hasta el edificio de la Corte. Además esto ha venido a descongestionar el trabajo de los juzgados”, dijo Tomás Matute, administrador de los tribunales ceibeños.

El funcionario añadió además que en las oficinas del autobús se pueden interponer denuncias. “Tengo un problema con mi expareja sobre violencia doméstica, pero ya nos hemos puesto de acuerdo. Estos juzgados móviles me han facilitado porque por mi trabajo se me dificulta ir hasta allá tan lejos y también hay más gente. Aquí me atendieron más rápido”, dijo un ciudadano que acudió al Juzgado de Paz Móvil. El año pasado en el juzgado ingresaron 79 expedientes, de los cuales 39 fueron en materia penal, 36 en civil y 4 de familia.

La Prensa