Hondureños muestran solidaridad a favor de los niños con cáncer

En el país es diagnosticado un menor con esta enfermedad cada día y el 60% son niñas

Semáforos, supermercados y gasolineras fueron algunos de los puntos donde voluntarios de la fundación tuvieron presencia para recaudar fondos.
Semáforos, supermercados y gasolineras fueron algunos de los puntos donde voluntarios de la fundación tuvieron presencia para recaudar fondos.

San Pedro Sula, Honduras

La Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer realizó ayer a nivel nacional su quinta megacolecta “Dar para Salvar”, con el propósito de recaudar cinco millones de lempiras en favor de los pequeños con cáncer.

La actividad se llevó a cabo en el marco de Día Internacional contra el Cáncer Infantil que se celebra desde 2001 el 15 de febrero para crear conciencia y expresar apoyo a los infantes y adolescentes que padecen la enfermedad, a los sobrevivientes y a sus familias.

Más de 3,500 voluntarios salieron a las calles, avenidas y bulevares desde las 8:00 am en 37 ciudades del país para que los hondureños aportaran su grano de arena a la causa y poder llegar a la meta establecida.

Ela Orellana, trabajadora social de la fundación en San Pedro Sula, dijo que los hondureños han mostrado su solidaridad desde la primera vez que desarrollaron el evento, lo cual ha hecho posible que miles de menores con cáncer tengan su tratamiento oncológico y luchen por sus vidas.

km-cancer-160220 (3)(800x600)


Casos

Orellana explicó que a través de los tres centro hemato oncológicos que tiene la fundación, dan tratamiento a 6,500 niños en todo el país.

Cada día en Honduras se diagnostica un nuevo caso de cáncer infantil, cerrando anualmente con más de 360 casos nuevos, de los cuales el 60% son niñas.

La leucemia linfoblástica aguda es la más común y al año se están diagnosticando 80 nuevos casos. Le sigue el tumor cerebral y los linfomas. “Tenemos que siete de cada 10 niños logran salvar su vida. La clave es identificar los 12 síntomas de la enfermedad para buscar ayuda a tiempo”, agregó Orellana.

Suyapa Mendoza, madre de una niña superviviente de cáncer, expresó que gracias a la ayuda de la fundación su hija superó el mal y a sus seis años es una niña que disfruta la vida y sobresale como estudiante.

La Prensa