Con barreras “antifuga” buscan que 9,000 rastras paguen peaje

Covi asegura que se agotaron las opciones y que la medida más que por pago es por la situación de peligro que se vive en las estaciones de cobro.Usuarios rechazan medida.

Viniendo de San Pedro Sula a Tegucigalpa, al lado izquierdo en el peaje de vehículos pesados se colocó el sistema antifuga que muestra las filosas púas con las que poncharán a los vehículos que rompan las trancas para no hacer efectivo el pago del peaje. Fotos Andro Rodríguez.
Viniendo de San Pedro Sula a Tegucigalpa, al lado izquierdo en el peaje de vehículos pesados se colocó el sistema antifuga que muestra las filosas púas con las que poncharán a los vehículos que rompan las trancas para no hacer efectivo el pago del peaje. Fotos Andro Rodríguez.

TEGUCIGALPA.

No es tanto el pago que evaden diariamente 350 rastras lo que ha llevado a que la Concesionaria Vial Honduras (Covi Honduras) implemente el dispositivo Barrera antifuga, sino que evitar el caos y las maniobras peligrosas que hacen los conductores al pasar por los tres peajes en la carretera del norte.

Aunque la medida es considerada “extrema” por los usuarios, David Palma, gerente de Covi, asegura que se tuvo que tomar porque se agotaron las opciones, y ante la falta de respuestas del Gobierno, tienen que actuar.

No las quitarán
Según Palma, cuando la SAPP les proponga otra alternativa para detener las fugas “quitamos las barreras, porque en el caos no podemos vivir”.

“Hemos agotado las opciones para no implementar esta medida, pero se llega a un punto adonde ya no tenemos correctivos. Exploramos alternativas, la primera fue la Policía, pero la situación sobrepasa las capacidades del personal.

Las cámaras fue otra idea, pero como no hay legislación que permita usar esa tecnología no hay respuestas y tomamos medidas”, explicó Palma. Covi informó que es apenas un 10% de los vehículos pesados los que huyen y ponen en riesgo a otras personas, como empleados, vendedores ambulantes y peatones, pero el 90% sí está pagando el peaje.

xo-puas2-151119(800x600)
Es un 10% de rastras que evaden el pago y deben pasar a 20 kilómetros por hora, pero al no pagar lo hacen a 60.

Según Covi, no retrocederán porque mensualmente evaden pagar el peaje más de nueve mil carros pesados. El dispositivo que ha sido colocado en la caseta de vehículos pesados que va de San Pedro Sula a Tegucigalpa, a la altura de Zambrano, Francisco Morazán, está diseñado de tal manera que no pueden provocar un accidente y se activa tras una alarma que indica que un conductor evadió el pago del peaje. No dijo si se instalará en otras casetas.

“Que quiten las trampas”. La decisión unilateral de colocar estas barreras antifuga fue una decisión de Covi, y ante esa determinación la Superintendencia de Alianzas Público-Privadas le solicitó a la concesionaria que quite las trampas que también denominan “ponchallantas”.

xo-puas5-151119(800x600)

“Han habido algunas decisiones tomadas por Covi unilateralmente de poner obstáculos cerca de las casetas de peaje para impedir lo que ellos llaman fuga de vehículos, principalmente del transporte pesado, poniendo en peligro la vida de las personas que ahí laboran y de los alrededores”, expresó Leo Castellón, titular de la Superintendencia de Alianzas Público-Privadas (SAPP).

Ante la medida que no fue consensuada y el malestar de los conductores que transitan por el corredor norte del país, la Superintendencia instruyó para que se quiten las barreras.

“La Superintendencia instruye a la concesionaria remover inmediatamente ese obstáculo que se ha puesto y volver la carretera a su estado original”, dijo Castellón.