Más noticias

Paralizan proyecto habitacional Condado Santa María en Tegucigalpa y llaman a diálogo

En oposición al proyecto hoy hubo tomas de manera simultánea en tres sectores del Distrito Central.

VER MÁS FOTOS
Pobladores y activistas del Comité Pro Defensa de La Tigra bloquearon las salidas a Valle de ángeles, El Hatillo, El Paraíso y Olancho, afectando a cientos de personas. La Policía tuvo que desalojarlos.
Pobladores y activistas del Comité Pro Defensa de La Tigra bloquearon las salidas a Valle de ángeles, El Hatillo, El Paraíso y Olancho, afectando a cientos de personas. La Policía tuvo que desalojarlos.

TEGUCIGALPA.

El proyecto habitacional Condado Santa María fue paralizado en las últimas horas tras un acuerdo entre las autoridades de la alcaldía capitalina y demás sectores involucrados que llamaron al diálogo.

Juan Carlos García, primer regidor de la comuna capitalina, escribió en su cuenta de Twitter: " Tito Asfura y los desarrolladores del proyecto Bosques de Santa María han llegado a un acuerdo de paralizar la obra y llamar al diálogo a todos los sectores involucrados".

Este lunes desde horas muy tempranas, manifestaciones de los pobladores de las más de 50 comunidades aledañas a La Tigra detuvieron el tráfico vehicular en oposición al proyecto de urbanización.

Hubo tomas de manera simultánea en tres sectores de la capital. Desde las 5:00 am, en el sector de El Chimbo, carretera a Santa Lucía, El Hatillo y en la carretera que conduce a Olancho, cientos de personas dejaron a un lado sus actividades diarias para expresar su malestar por el inicio de las obras del proyecto habitacional Condado Santa María, que se ubicará en el kilómetro 4 de la carretera que conduce a Valle de Ángeles.

Reacción
El ministro de MiAmbiente, José Galdames, enfatizó que “las obras no están dentro del Parque Nacional La Tigra”.

Una de las manifestaciones más nutridas fue la que se desarrolló a inmediaciones de la aldea El Chimbo en la que por más de diez horas los manifestantes mantuvieron bloqueado el tránsito vehicular, por lo que decenas de capitalinos tuvieron que abstenerse incluso de ir a trabajar. Otros se vieron en la necesidad de caminar.

La protesta se tornó violenta pues las piedras y las llantas quemadas por parte de los habitantes de El Chimbo y los gases de las bombas lacrimógenas de parte de la Policía fueron protagonistas del combate en más de una ocasión.

“Tenemos que ser objetivos, no negamos que los efectos del cambio climático están repercutiendo y las reservas de las microcuencas disminuyen. Sin embargo, con la extracción del agua por parte de organizaciones privadas se está restringiendo el líquido”, cuestionó Joel Murillo, presidente del patronato de El Chimbo.

Roberto Galeano, gerente de Desarrollo de la Inmobiliaria Santa María, que es la empresa que lidera el proyecto, había asegurado que tenían el permiso para trabajos de remoción de tierra extendido por la alcaldía del Distrito Central.