En el olvido reconstrucción del puente La Democracia

El alcalde de El Progreso, Alexander López, propuso al Gobierno que le autorizaran continuar la obra con fondos obtenidos de impuestos, pero no hubo respuesta

La caída de casi 30 metros del viejo puente La Democracia obliga a los conductores a utilizar el de La Amistad como doble vía para llegar a su destino.
La caída de casi 30 metros del viejo puente La Democracia obliga a los conductores a utilizar el de La Amistad como doble vía para llegar a su destino.

El Progreso, Yoro.

“Aquí no sabemos nada y si consultamos a nivel de Gobierno nadie sabe cuándo y cómo se va a continuar con la reconstrucción del puente La Democracia”, aseguró Romel Cano, ingeniero de la Municipalidad de El Progreso.

El pasado 28 de mayo se cumplieron diez años de la trágica madrugada en que un sismo de 7.1 grados en la escala de Richter sacudió a Honduras.

Para los progreseños y resto de la costa norte fue el día en que vieron caer parte del puente ícono de la ciudad de El Progreso: La Democracia, obra construida en 1963 en la administración del presidente Ramón Villeda Morales. Considerado uno de los pasos más importantes para la economía del valle de Sula y zona noratlántica del país, pese a ese calificativo poco o nada ha hecho el Gobierno por reparar el daño y habilitarlo para la circulación de vehículos, después de lo ocurrido con el fenómeno natural en 2009.

Eso ha obligado a las autoridades a hacer uso del puente La Amistad que fue edificado por Japón. Expertos en ese tipo de estructuras han advertido que es una urgente necesidad habilitar el viejo para quitarle carga al actual, lo cual podría ocasionar daños a su estructura.

Según estadísticas que maneja la Unidad Vial Municipal y la Policía de Tránsito, por ese corredor circulan más de 20,000 automóviles al día en diferentes direcciones.

em democracia 230619 2(800x600)
Solo los rótulos quedaron de los trabajos de reconstrucción que realizaba una empresa mexicana. Fotos: Efraín V. Molina.

Atascado.

En 2017, el Gobierno por medio de inversión público-privada dio en concesión varias carreteras de la zona denominada Corredor Turístico, dentro del paquete estaba el puente La Democracia. Ese año iniciaron los trabajos de reconstrucción por una empresa de México, las labores avanzaban a buen ritmo, pero a mediados de año todo se paró. El contrato con la concesionaria fue terminado. El funcionario municipal progreseño agregó que no hay voluntad política para terminar la obra. “Lamentamos que no se le dé la importancia debida a esa necesidad, ese paso es la columna vertebral de la economía de la zona”.

Recordó que el año pasado el alcalde Alexander López pidió a las autoridades de la Secretaría de Infraestructura y Servicios Públicos (Insep) le ayudaran a buscar un autorización a nivel presidencial para que la alcaldía culminara los trabajos con sus propios impuestos, pero no hubo respuesta.

Sayra Ayala, directora de la Cámara de Comercio e Industrias de El Progreso, dijo que esa organización al igual que la Municipalidad han estado presionando a nivel central para que se cumpla con la reconstrucción y nadie hace nada.

LA PRENSA buscó infructuosamente las reacciones de autoridades de Insep, pero no hubo respuesta.

La Prensa