Más noticias

Intercambio con Brasil reforzará la flota aérea

El convenio permitirá que Honduras adquiera un C-130 y cinco helicópteros UH-1H.

Este es el C-130, que forma parte del intercambio que Brasil otorga a Honduras mediante decreto del Poder Legislativo.
Este es el C-130, que forma parte del intercambio que Brasil otorga a Honduras mediante decreto del Poder Legislativo.

Tegucigalpa, Honduras.

Mediante un convenio, Honduras hará un intercambio con Brasil de dos aviones Cessna 208 EX Grand Caravan de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) por un Lockheed Martin C130 Hércules, así como de cinco helicópteros Bell UH-1H de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB).

A eso se incluye un lote de repuestos y motores y equipos de extinción de incendios para los helicópteros. El convenio se realiza mediante el intercambio, en vista que las leyes brasileñas no permiten donaciones en este tipo de equipos, según fuentes del Poder Legislativo. La FAH cuenta con tres de estos aviones de transporte liviano Grand Caravan, los cuales fueron donados por Estados Unidos desde 2015 y estaban destinados especialmente para labores de reconocimiento.

Nuevas operaciones
Desde febrero de 2019, Honduras estableció acuerdos de cooperación con Estados Unidos en asuntos de narcotráfico para la ejecución de diferentes operaciones en el país.
5 helicópteros UH-1H son parte de la flota que Brasil facilitará a Honduras.

El tercero de estos aparatos fue entregado en diciembre del año pasado, según la página de Infodefensa, pero se aclara que en la flota de la FAH no hay aeronaves de transporte pesado de personal ni de carga, por lo que se ha analizado la utilidad de contar con el nuevo avión C-130.

Analistas consultados por LA PRENSA consideran que Honduras tiene la necesidad de que la FAH incorpore a su flota aviones de nueva generación que garanticen una larga duración, pues los equipos brasileños vienen de segunda mano y no se informó si han experimentado algún tipo de repotenciación.

En mayo en Honduras se realizó también un curso de extinción de incendios que capacitó a 102 militares hondureños y ocho de otros países.