Más noticias

Visión Bukele: la relación con el pueblo hondureño no cambiará

El nuevo Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, no aludió a los gobernantes vecinos en su primer discurso.

A la ceremonia de investidura celebrada en la plaza cívica Capitán General Gerardo Barrios asistieron todos los mandatarios del istmo centroamericano, incluidos los de Belice y Panamá, menos Hernández y Ortega. Fotos de Yoseph Amaya/ LA PRENSA.
A la ceremonia de investidura celebrada en la plaza cívica Capitán General Gerardo Barrios asistieron todos los mandatarios del istmo centroamericano, incluidos los de Belice y Panamá, menos Hernández y Ortega. Fotos de Yoseph Amaya/ LA PRENSA.

San Salvador.

Karim Alberto Bukele está seguro de que las relaciones entre El Salvador y Honduras se mantendrán en armonía y descarta que su hermano Nayib Bukele (de 37 años), quien el sábado asumió la Presidencia de este país, rompa la cordialidad por las diferencias que mantiene con su homólogo Juan Orlando Hernández.

En abril, Bukele anunció en su cuenta de Twitter que él no invitó a “Juan Orlando Hernández, Daniel Ortega y Nicolás Maduro” a su toma de posesión. Efectivamente, el fin de semana lo demostró con hechos.

A la ceremonia de investidura celebrada en la plaza cívica Capitán General Gerardo Barrios asistieron todos los mandatarios del istmo centroamericano, incluidos los de Belice y Panamá, menos Hernández y Ortega, a quienes el nuevo Presidente llamó “dictadores” en Twitter varias veces en los últimos cinco meses.

Las críticas hechas por nayib no tienen nada que ver con el pueblo hondureño.

Karim Alberto Bukele, hermano de Bukele

Sin embargo, para su hermano menor Karim Alberto, “las críticas que ha hecho el presidente electo en aquel entonces, presidente constitucional de la república ahora, son críticas que no tienen nada que ver con el pueblo de Honduras”.

LEA: Nayib Bukele, el polémico 'millennial' que gobernará El Salvador

“El pueblo de Honduras es maravilloso, el país es maravilloso y tiene un potencial increíble. Ha sido un poco detenido por los gobernantes que ha tenido hasta ahora, pero los puentes están tendidos obviamente para el empresariado y el pueblo. Esos nunca se van a cerrar, por lo menos no con esta presidencia”, dijo a Diario LA PRENSA en una entrevista frente al Palacio Nacional de esta capital.

Las claves de los presidentes
Nayib Armando Bukele Ortez asumió el cargo el primero de junio de 2019 y deberá entregar el primero de junio de 2024.Mientras, su homólogo hondureño Juan Orlando Hernández, quien por segunda vez es presidente, deberá traspasar el poder el 27 de enero de 2022.En los próximos dos años y medio, ambos mandatarios tendrán que verse las caras en los diferentes encuentros de jefes de Estado de Centroamérica o de toda América Latina, como la cumbre de la OEA y la ONU.

Nayib, un político idolatrado por la mayoría de salvadoreños, en su primer discurso presidencial, de 24 minutos y de pausas sumamente dilatadas, no aludió a los gobernantes vecinos y se concentró en exaltar las cualidades de sus compatriotas.

Antes de iniciar quiero hacer una mención especial para los invitados ilustres que tenemos este día. Me refiero a uno y cada uno de los salvadoreños que nos acompañan aquí, en esta plaza (…). Hace dos días, la tierra tembló, en la madrugada, y no había pasado ni hora y media cuando los salvadoreños ya estaban saliendo a trabajar como si nada hubiera pasado. Ningún pueblo del mundo hace eso, más que este (…)”, expresó frente a unas 20,000 personas concentradas en el corazón de la capital.

JT-TOMA2y3BUKELE7-020619(800x600)
A la toma de posesión, celebrada en la plaza Capitán General Gerardo Barrios, asistieron presidentes de todas las líneas ideológicas, como el izquierdista Evo Morales (Bolivia) y los derechistas Juan Carlos Varela (Panamá) y Jimmy Morales (Guatemala).

El sucesor de Salvador Sánchez Cerén (2014-2019), quien en ningún momento planteó las medidas que ejecutará en los primeros 30 días de gobierno, más allá de advertir que “habrá momentos duros, habrá momentos difíciles” y que tomará “decisiones con valentía”, tampoco anunció si su política exterior tendría un nuevo giro.

5 años dura el período presidencial en El Salvador, según la Constitución de la República.
4 años es el tiempo establecido en Honduras para el período presidencial, conforme a la Constitución de la República.

Desde que hicimos historia el 3 de febrero nos hemos dedicado a hacer las mejores relaciones para nuestro país, a buscar inversión, a garantizar que nuestro país crezca”, es la frase más próxima al tema de relaciones que hilvanó en su discurso laxo y de anécdotas personales.

Frente al Palacio Nacional, Ibrahim Bukele, otro de los cuatro hermanos del mandatario, le afirmó a Diario LA PRENSA que “Nayib mantendrá sus principios”.

En la relación con empresarios, no creo que haya mayor problema. Con el presidente de Honduras yo creo que Nayib va a ser fiel a sus principios y a cualquier acercamiento que haya siempre va a ser fiel. No creo que haya rompimiento de relaciones diplomáticas”, expresó.

Iglesia Católica: “Deben limar las asperezas”

SAN SALVADOR. Miembros de la alta jerarquía de la Iglesia Católica estiman que el gobierno del presidente Nayib Bukele debe “limar las asperezas” y buscar “una mejor manera de convivencia” con Honduras.
El cardenal José Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, es del criterio que la nueva administración deberá pensar en la unión de los países centroamericanos y no en el distanciamiento por diferencias particulares.

“Somos un país centroamericano y los hondureños son la familia más próxima que tenemos. Le toca a la Cancillería limar asperezas. Eso es parte de la diplomacia. Ya se va buscando una forma para encontrar posiciones”, le dijo a Diario LA PRENSA.

Para Rosa Chávez, de Relaciones Exteriores de El Salvador, “debe buscar una nueva manera de convivencia porque somos la familia más cercana y no podemos estar en un plan de confrontación”.
“¿Cómo se hace? Ya lo veremos. No creo que el Presidente mantenga una posición confrontativa”, manifestó el prelado, quien el sábado asistió al traspaso de poder y escuchó con atención el discurso del nuevo Presidente.

Mientras, José Luis Escobar Alas, arzobispo de San Salvador, cree fielmente que las dos naciones deben mantener las relaciones diplomáticas porque “lejos de las posiciones ideológicas” hay motivos más poderosos para mantener la armonía.

“Las relaciones tienen que ser cordiales, diplomáticas, que estén invitados o no, que asistan o no. Me parece que no es determinante en las relaciones diplomáticas de los pueblos porque está en juego la economía, el intercambio cultural e intercambio comercial. Yo creo que eso está por encima de eso, de asistir o no asistir a la toma de un Gobierno”, expresó.

El arzobispo metropolitano logró percatarse sobre los Presidentes de la región que llegaron a la ceremonia en la plaza cívica Capitán General Gerardo Barrios, pues él, luego de dirigir una oración, permaneció sentado en las primeras filas de los invitados especiales.

“Eso obedece más a posiciones ideológicas. Los países deben estar relacionados diplomáticamente más allá de las diferencias ideológicas. Yo esperaría que esto no afecte en manera alguna”, manifestó.
Tras escuchar a Bukele, luego de que Norman Quijano, presidente de la asamblea legislativa le impusiera la banda azul y blanco, Escobar Alas destacó que el Presidente salvadoreño “no hizo ninguna alusión” a los homólogos de los países vecinos.

Sobre las críticas feroces que ha vertido Bukele contra Hernández por medio de Twitter, el arzobispo comentó que las desconocía.

“No percibí en el discurso (sobre las redes sociales). Yo estoy poco informado, pero, en todo caso, es él (Bukele) el que debe contestar esas preguntas. No estoy yo muy bien informado, ni qué es lo que dice una persona y lo que dice la otra”, dijo.