Más noticias

Por sequía en Honduras, 65,000 familias esperan ayuda

Productores temen que se ponga en riesgo la producción de la cosecha de postrera.

Aún no llueve para asegurar la producción en las comunidades afectadas por la sequía.
Aún no llueve para asegurar la producción en las comunidades afectadas por la sequía.

Tegucigalpa, Honduras.

Unas 1,600 familias del municipio La Virtud, en Lempira, perdieron su cosecha de maíz. El largo veranillo o canícula los dejó sin esperanzas de alimento.

De ese grupo solo 130 han recibido los bonos tecnológicos, pero anuncian que si las lluvias no caen, la amenaza de que la siembra de postrera fracase complicará aún más su seguridad alimentaria.

“Fueron 600 manzanas de maíz y 200 de frijol las que perdimos en el municipio. Estamos esperando una ayuda para garantizar que tendremos cosecha en postrera. Si no logramos cosechar, quedaremos fregados, no habrá reserva para alimentar a las familias”, explicó Nehemías Machado, vecino de La Virtud.

Pero al clamor de ayuda se une el alcalde del lugar, Arnulfo Rodríguez, quien ha gestado ante el Gobierno ayuda para los afectados, pero la ayuda está llegando poco a poco.

“Se hace necesaria la ayuda de las autoridades gubernamentales, se recibieron 130 bonos tecnológicos, y esto es parte de la ayuda que ha empezado a llegar. Esperamos que vengan para ayudar a las 1,600 familias que perdieron las cosechas en La Virtud porque no tienen alimento”, dijo el alcalde.

Son 74 municipios que están con condiciones severas por la sequía y que afectan a 65,500 familias.

Además hay 34 municipios con condiciones moderadas afectando a 51,800 familias y 37 municipios con condiciones leves que tienen a 53,000 familias en 12 departamentos preocupados por las pérdidas que les dejó la intensa canícula.

JG Sequia 2018(1024x768)

Medidas

En total, 96,000 bonos de solidaridad productiva de maíz, frijol, maicillo o arroz y fertilizante serán entregados por el Gobierno a los afectados, lo que representa la siembra de 49,386 hectáreas para el ciclo de siembra de postrera.

Esos bonos facilitarán la compra de 17,000 quintales de semilla y 87,234 quintales de fertilizante.

Con ello se busca impulsar el establecimiento de huertos pilotos familiares hortícolas y frutícolas en sistemas agroforestales.
Son 328 millones de lempiras que se distribuirán.

“Tuvimos una canícula prolongada y tenemos un setenta por ciento de probabilidad del desarrollo de un fenómeno El Niño débil en este septiembre.

Este complejo panorama lo hemos visto en los últimos cinco años, por eso no se debe olvidar lo que ya se ha venido haciendo, como aprovechar los meses de lluvia para almacenar y reutilizar”, explicó Lisandro Rosales, comisionado nacional de Copeco.

Banco de granos

Instalar bancos de granos en cuatro departamentos del Corredor seco con capacidad para almacenar 71,088 quintales, que atenderían a 13,536 familias con un costo total de 30 millones de lempiras, se busca como medida para afrontar en el futuro la escasez de granos básicos como producto de los fenómenos climáticos.

Parte del plan incluye también rehabilitar 65 cosechadoras de agua con su respectivo sistema de riego, donde se organizará a los afectados de los departamentos de Copán, Ocotepeque y Santa Bárbara, para cubrir un área de 285 manzanas que beneficiarán a 323 familias.

Pero no solo se piensa en acciones a corto plazo, sino también implementar un sistema de alerta temprana a través de una red que permita el flujo de información permanente desde las comunidades, municipalidades y mancomunidades, y análisis de datos en cada región.