Más noticias

Julián Pacheco: “Carteles buscan restablecer rutas”

Julián Pacheco Al ministro de Seguridad no le extrañaría que en los próximos meses se den extradiciones de pandilleros a Estados Unidos

El ministro de Seguridad, Julián Pacheco.
El ministro de Seguridad, Julián Pacheco.

San Pedro Sula, Honduras

Mientras en San Pedro Sula la incidencia de los carteles de la droga ha bajado, en Choluteca “se ha complicado”, reveló el ministro de Seguridad, Julián Pacheco, en entrevista con LA PRENSA.

El funcionario señaló que el Gobierno hace evaluaciones periódicas para exigir un trabajo focalizado en los jefes policiales y que en conjunto con Estados Unidos se están identificando blancos de maras o pandillas.

¿Se podrán dar extradiciones para miembros de maras o pandillas?

No me extrañaría que en los próximos meses esto suceda porque en Estados Unidos también hay todo un esfuerzo de las instituciones de seguridad que están dedicadas al combate de este flagelo. Hay trabajos conjuntos con autoridades hondureñas y estadounidenses con blancos tanto en Honduras como Estados Unidos. Está abierto un proceso de intercambio en materia de extradición.

¿Cuántas órdenes de captura hay pendientes de extraditables?

Son cuatro órdenes de extradición pendientes, pero esta gente ha sido escurridiza. De los cuatro no sabemos si están en el país o han salido. Por ahora no sabemos si la Corte tiene otras órdenes pendientes.

¿El aumento de cocaína en Sudamérica hace resurgir los carteles en el país?

Hay un gran esfuerzo de los carteles por restablecer las rutas que tuvieron en el pasado, por ejemplo, el caso de La Mosquitia, el mar Caribe y rutas terrestres. Pero cada día se endurecen más los protocolos de revisión, inspección e inteligencia. No decimos que vamos a parar eso (la droga) porque los carteles tienen tantos recursos e ingenio para transportarla que la Policía no tiene la capacidad para decir que no pasará ni un kilo. Lo que sí les promete la Policía es que se va a hacer la vida imposible en esos territorios a los carteles para que no pasen con la droga. Al que se agarre será puesto ante la justicia. Ahora no se va a hacer lo del pasado, cuando llegaron a tener facilidades hasta controlar a parte de los partidos políticos, y eso no creo que vuelva a suceder. No digo que la droga no está pasando, debe estar pasando, pero la Policía está observando las 24 horas y permanentemente para ver en qué fallan y sorprenderlos.

¿Hay nuevos carteles o son los mismos?

Son los mismos, porque al final estas son estructuras jerarquizadas que van por capas. Lo que se ha tocado son las dos capas superiores, los liderazgos, los cabecillas, pero están los que estaban en seguridad, logística, que eran de apoyo, esos quedaron en el anonimato y son los que están trabajando.

¿Cómo se enfoca el replanteamiento de la seguridad?

Focalizamos el mayor esfuerzo donde mayores problemas tenemos. Yoro, Olancho, Choluteca, están en la mira para reorientar recursos, esfuerzos y estrategias a puntos y zonas focales. En Tegucigalpa, el mayor problema que se tiene es el grado de conflictividad social por marchas y protestas, y San Pedro Sula ha bajado bastante la incidencia, aunque hay muertos, pero no como hace tres o cuatro años. San Pedro Sula va más pacífica y tranquila. En Choluteca se ha complicado por el narcotráfico y crimen organizado y estamos desde el Estado identificando las causas de estos problemas y marcar puntualmente para decir aquí es el problema y aquí se resuelve. El presidente (Juan Orlando) Hernández ha evaluado y ha visto una baja en algunos sectores.

Él ha establecido un mecanismo de evaluación por resultados. Hoy a cada comandante militar y policial o cualquier agente de inteligencia de una región se le van a asignar tareas y tiene que cumplirlas. Si no las cumple habrá consecuencias. Si una autoridad se acomoda, entonces la rutina también absorbe al funcionario policial, de inteligencia o militar y no ve lo que está haciendo la gente. Los comandantes no se apropian de su sector, de su región. Una de las medidas es darle nombre y apellido a cada misión y decirles usted es el responsable. Se estarán evaluando de manera mensual.

¿Qué está pasando en Olancho?

En Olancho son otros factores. Hemos tenido el rebrote de las bandas criminales dedicadas al narcotráfico. La Policía y demás agencias de seguridad están trabajando también en esto y tomamos acciones. Atendemos el problema que se da en Catacamas, Culmí y el corredor de Limones como prioridad.

¿Hay una nueva remesa de depurados?

El proceso de depuración está permanente. Lo que hay es una cantidad de agentes que están en proceso de investigación en algunos casos por faltas y delitos.

Por ejemplo, el caso de cuatro policías que fueron capturados delinquiendo. Dos en La Ceiba, uno en occidente y otro en Danlí, casos como estos son de gente que está por salir de la institución porque aunque el juez los absuelva, de la Secretaría de Seguridad deben salir. Es un proceso. La Policía falló al no estar evaluando y supervisando de manera permanente, y es lo que hay ahora: evaluación y supervisión constante. Cuando se abandona sucede lo que ocurrió antes con la Policía, que se hundió.

Medidas

1-Seguimiento a los carteles en el país. Establece como medida ante el restablecimiento de las rutas que quieren controlar.

2-Muerte de mujeres, un problema que analizan. Inciden varios factores y preocupa la situación de la madre soltera, un área en la que trabajan.

3-Mecanismos de control a empresas de Seguridad, no solo en lo operativo, sino en lo personal y armas.