¿Qué debes hacer si sufres de mastitis?

Una mastitis no tratada puede evolucionar a un absceso y llegar a necesitar un procedimiento quirúrgico para resolverse

Una de cada 5 mamás sufre de mastitis alguna vez durante su lactancia en las primeras 6 semanas.

REDACCIÓN. La lactancia materna es una de las etapas más bonitas en la vida de las mujeres. No obstante, existen algunas circunstancias que pueden alterar el disfrute de este período, por ejemplo, la mastitis.

Esta consiste en una inflamación en el tejido mamario que a veces termina en infección.

SÍNTOMAS

Los signos y síntomas de la mastitis pueden aparecer de forma repentina:

- Sensibilidad en las mamas o sensación de calor al tacto.- Hinchazón de las mamas.

- Engrosamiento del tejido mamario o un bulto en la mama.

- Dolor o sensación de ardor de forma continua o durante la lactancia.

- Enrojecimiento de la piel, a menudo en forma de cuña.- Sentir malestar general, fiebre de 38°C o más.

Por otro lado, la mastitis asociada con la lactancia puede provocar una sensación de que ya no tiene leche en sus senos y esto a veces dificulta el cuidado del bebé.

Un error que no se debe cometer al tener mastitis es destetar al bebé antes de lo apropiado, ya que, según expertos, la leche no está contaminada y el bebé debe seguir alimentándose desde el pecho de su madre. Incluso, debe continuar mientras se toman antibióticos para tratar la mastitis.

CAUSAS

Fabiola Fuentes, consultora en lactancia materna, explica que esta se puede producir de diferentes formas, principalmente por una grieta mal tratada; es decir, una herida en el pezón o la areola provocada por un mal enganche del bebé.

Cuando esa herida entra en contacto con las bacterias de la boca del bebé se produce una infección. Otras causas incluyen leche obstruida en la mama, un conducto mamario bloqueado. En los casos graves, la mastitis podría convertirse en un absceso que no tenga otra salida más que el quirófano.

Fabiola Fuentes - Consultora en lactancia materna

“La mastitis debe ser tratada por un ginecólogo o asesora de lactancia porque, aparte de los medicamentos (analgésicos, antiinflamantorios o antibióticos), deben seguirse otras indicaciones para que no sea repetitivo y sane lo más rápido posible”.

¿Qué debes hacer si sufres de mastitis?

TRATAMIENTO

1. Es importante saber que no se debe suspender la lactancia y, durante cada toma, es recomendable masajear el pecho para ayudar a vaciarlo.

2. Poner compresas de calor previo al momento de amamantar y compresas frías entre tomas para generar efecto antiinflamatorio.

3. No se automedique, consulte a un ginecólogo o asesor de lactancia para que le indique antibióticos y antiinflamatorios de acuerdo a su caso.

PREVENCIÓN

1. Se recomienda a las mamás procurar drenar por completo la leche de los senos mientras amamanta.

2. Permita que su bebé vacíe por completo uno de los senos antes de cambiar al otro durante el amamantamiento.

3. Asegúrese de que su bebé agarre correctamente su pecho, de lo contrario podría crear grietas que terminen en mastitis.