La nariz y su rol en los niños contra el covid-19

DELTA. El estudio revela que esta variante es menos propensa a replicarse en las células nasales de los niños

La expresión de los genes antivirales podría cambiar por diferencias metabólicas entre niños y adultos

REDACCIÓN. Estudios recientes realizados por investigadores australianos informan que el revestimiento de la nariz de los niños es más capaz que el de los adultos de proteger de la infección con el covid-19, lo cual significa un importante descubrimiento.

“Los niños tienen una tasa de infección más baja con el covid-19 y unos síntomas más leves que los adultos, pero los motivos no se conocían”, señaló la coautora, Kirsty Short, de la Universidad de Queensland.

“Hemos mostrado que el revestimiento de la nariz de los niños tiene una mayor respuesta proinflamatoria al SARS-CoV-2 ancestral que la nariz de los adultos”.

Afirmó que los investigadores encontraron importantes diferencias según la edad al comparar la respuesta de los participantes a las variantes de covid.

ESTUDIO

Los expertos expusieron a muestras de células del revestimiento nasal de 23 niños y 15 adultos sanos al sars-cov-2. El virus se replicó de forma menos efectiva en las células de los niños, y la respuesta antiviral fue mayor, encontraron los investigadores.

Asimismo, hay varias explicaciones posibles, sugirió Short. “Quizá sea una adaptación a las mayores amenazas de ’invasores foráneos’, como los virus y las bacterias, que se observan en la niñez”, comentó.

LEA: Importancia de una correcta alimentación en la adolescencia

“También es posible que la mayor exposición a estas amenazas en la niñez ‘entrene’ al revestimiento nasal de los niños para que monte una respuesta antiinflamatoria más potente”. Un punto interesante es que el estudio encontró que la variante delta de la covid era mucho menos propensa a replicarse en las células nasales de los niños que en las de los adultos.

Pero este patrón fue mucho menos pronunciado con la variante ómicron, que es más contagiosa, y que ahora es predominante en todo el mundo.

“En conjunto, muestra que el revestimiento nasal de los niños respalda una menor infección y replicación del sars-cov-2 ancestral, pero esto tal vez cambie a medida que el virus evoluciona”, apuntó Short.