Tomar vitamina D en el embarazo aporta beneficios, aprende a tomarla

La vitamina D es una vitamina esencial en el embarazo.

/

SAN PEDRO SULA.

La vitamina D es uno de los micronutrientes más importantes para nuestro organismo, por ello es fundamental garantizar su aporte durante el embarazo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Asociación Española de Pediatría (AEPED), la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP) y otras asociaciones, las personas que sufren déficit de vitamina D presentan huesos más delgados y frágiles, así como un riesgo más elevado a sufrir diabetes, hipertensión u otros problemas autoinmunes.

El bebé recibe la cantidad de vitamina D que necesita a través de la madre durante la gestación, y mediante la leche materna durante sus primeros meses de vida. Por este motivo, a continuación, hablamos de la vitamina D en el embarazo.

Qué es la vitamina D y para qué sirve
La vitamina D es una vitamina liposoluble que contribuye al mantenimiento de los huesos y los dientes, y a la absorción y utilización del calcio y fósforo. Asimismo, contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario y al proceso de división celular.

Beneficios de la vitamina D durante el embarazo
Las mujeres que tienen un correcto nivel de vitamina D durante el embarazo suelen presentar un menor riesgo de complicaciones como, por ejemplo, la preeclampsia o tener un parto prematuro. Además, también se ha observado que las futuras madres con una cantidad de vitamina D adecuada tienen un menor riesgo de presentar diabetes gestacional.

Los beneficios de la vitamina D no solo se manifiestan durante el periodo de gestación. Es importante mantener los niveles adecuadas de esta vitamina en todas las etapas de la vida de la mujer, especialmente durante la gestación, pero sin olvidar que es necesaria tanto antes como después del embarazo, así como en el bebé.

Importancia de la vitamina D en el embarazo
Tener un control sobre la vitamina D que se consume durante el embarazo es de vital importancia para garantizar la salud del bebé y un correcto crecimiento. Pero, ¿cómo sabes que tomas la cantidad adecuada? Para ello, lo mejor será consultar con tu ginecólogo de confianza.

La vitamina D es necesaria para el crecimiento y el desarrollo normales de los huesos en los niños. Hay que tener en cuenta que la función principal de esta vitamina es la de contribuir a la absorción y utilización normal del calcio y el fósforo y ayudar al mantenimiento de niveles normales de calcio en la sangre, de ahí que sea tan importante para la formación de los huesos. Además, también contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario de los niños.

¿Qué ocurre si no tomo la dosis adecuada de vitamina D durante el embarazo?
El déficit de vitamina D no solo podría suponer un riesgo para el adecuado desarrollo del sistema musculoesquelético del feto, sino que también aumenta el riesgo de padecer algunas enfermedades como, por ejemplo, el raquitismo, que se desarrolla durante la infancia del niño.

Algunos estudios asocian el déficit de esta vitamina con un mayor riesgo de padecer diabetes gestacional, parto prematuro, preeclampsia y otras afecciones específicas de determinados tejidos.

Alimentos con vitamina D para embarazadas
La vitamina D también se puede obtener de algunos alimentos aptos para embarazadas. Es por eso por lo que se recomienda su consumo de forma habitual, especialmente en las zonas en las que el sol permanece más tiempo oculto. Pero, ¿cuáles son esos alimentos con vitamina D recomendados durante el embarazo?
-Salmón
-Caballa
-Sardina
-Huevos
-Carne
-Lácteos (no desnatados o desnatados enriquecidos)

La Prensa