Horno y estufa como nuevos

Polvo por aquí, sucio por allá, pero ¿cómo deshacerse de ellos? Hoy te damos los pasos necesarios para que todo esté muy limpio.

SAN PEDRO SULA.

Después de preparar los alimentos es importante que la estufa y todos los utensilios de cocina queden bien limpios.

Estufa de gas
Antes de iniciar el proceso de limpieza ten la seguridad de que:
+ El gas esté apagado y los quemadores, parrillas y perillas de encendido se encuentran frías.
+ Después de cada uso, debes mantener limpia la estufa: utiliza poca agua y jabón y un trapo húmedo. Lava el trapo varias veces para eliminar el exceso de jabón.
+ No utilices sosa cáustica (hidróxido de sodio) o cualquier producto que la contenga, esta sustancia deteriora el acabado de los materiales. Si utilizas desengrasante, verifica en la etiqueta que no tenga.

Parrillas
+ Lávalas de manera regular -especialmente si hubo derrame de alimento- con agua caliente y jabón; enjuaga, retira el exceso de agua con un trapo limpio y déjalas secar.
+ Si tienen algún residuo de comida, déjalas unos minutos remojando en agua caliente con un limpiador líquido suave que no contenga sosa cáustica, ni uses jabones abrasivos.
+ Puedes utilizar una pasta con ¾ partes de bicarbonato de sodio y ¼ parte de agua para eliminar restos difíciles de remover. Aplica y deja reposar por 20 minutos, talla (con cepillo de dientes) y enjuaga.
+ Limpias y secas, colócalas de nuevo en la estufa.

Quemadores y sus tapas
+ Limpia frecuentemente.
+ Observa si alguna de las ranuras contiene restos de alimentos.
+ Puedes usar agua caliente y jabón o un desengrasante sin sosa cáustica; el contacto del desengrasante debe ser menor a 15 minutos, ya que puede manchar los quemadores de manera permanente.
+ Utiliza una fibra de malla plástica que no raye y un cepillo de dientes, no fibras metálicas.

Perillas de encendido
+ Limpia frecuentemente.
+ Puedes utilizar agua caliente y jabón suave, nunca las laves estando aún calientes.
+ Utiliza una fibra de malla plástica que no raye. No utilices fibras de metal.
+ Lava, escurre inmediatamente -no las dejes remojando en agua- y seca para volverlas a colocar.

Horno de gas
Antes de iniciar con el proceso de limpieza:
+ Ten la seguridad de que se encuentra apagado y frío.
+ Después de cada uso debes mantenerlo limpio; utiliza poca agua, jabón y un trapo húmedo. Lava el trapo varias veces para eliminar el exceso de jabón.
+ No debes usar sosa cáustica (hidróxido de sodio) o cualquier producto que la contenga, esta sustancia química deteriora el acabado de sus materiales.

Puerta
+ Al terminar cada uso, tras enfriarse, lava con una solución de agua y jabón, enjuaga y limpia con un trapo húmedo hasta quitar la solución jabonosa perfectamente.
+ Si tiene manchas difíciles utiliza una solución de agua y vinagre antes de lavar con agua y jabón.

Piso y paredes
+ Generalmente, puedes utilizar una solución de agua y jabón y secar con un trapo húmedo limpio las veces que sea necesario hasta eliminar el excedente de jabón.
+ Si hay derrames de salsas, jarabes, jugos... deben limpiarse inmediatamente, solamente espera a que el horno se enfríe bien.
Puedes usar algún limpiador abrasivo suave, es importante verificar en el instructivo el tipo de desengrasante a aplicar.
+ No raspes las superficies con cuchillos o utensilios metálicos, puedes dañar de manera permanente las paredes del horno.

Perillas de encendido
+ Limpia frecuentemente.
+ Puedes utilizar agua caliente y jabón suave, nunca las laves estando aún calientes.
+ Utiliza una fibra de malla plástica que no raye. No utilices fibras de metal.
+ Lava, escurre inmediatamente -no las dejes remojando en agua- y seca para volverlas a colocar.

Horno de gas
Antes de iniciar con el proceso de limpieza:
+ Ten la seguridad de que se encuentra apagado y frío
+ Después de cada uso debes mantenerlo limpio, utiliza poca agua, jabón y un trapo húmedo. Lava el trapo varias veces para eliminar el exceso de jabón.
+ No debes utilizar sosa cáustica (hidróxido de sodio) o cualquier producto que la contenga, esta sustancia química puede deteriorar el acabado de sus materiales.

Puerta
+ Al terminar cada uso, traes enfriarse, lava con una solución de agua y jabón, enjuaga y limpia con un trapo húmedo hasta quitar la solución jabonosa perfectamente.
+ Si tiene manchas difíciles puedes utilizar una solución de agua y vinagre antes de lavar con agua y jabón.

Piso y paredes
+ Generalmente, puedes utilizar una solución de agua y jabón y secar con un trapo húmedo limpio las veces que sea necesario hasta eliminar el excedente de jabón.
+ Si hay derrames de salsas, jarabes, jugos... deben limpiarse inmediatamente, solamente espera a que el horno se enfríe bien. Puedes usar algún limpiador abrasivo suave, es importante verificar en el instructivo el tipo de desengrasante a aplicar: existen diversos materiales que deben limpiarse con diferentes sustancias.
+ No raspes las superficies con cuchillos o utensilios metálicos, puedes dañar de manera permanente las paredes del horno.

La Prensa