“Reconstruya su mente en tiempos de crisis”: Claudia Zablah

La mente es tan versátil que puede llegar a crear buenos escenarios o producir las rejas que lo mantendrán atado.

La mente es tan versátil que puede llegar a crear buenos escenarios o producir las rejas que lo mantendrán atado.
La mente es tan versátil que puede llegar a crear buenos escenarios o producir las rejas que lo mantendrán atado.

San Pedro Sula, Honduras.

La escritora y autora del libro Revolución mental, Claudia Zablah, explica cómo poder reconstruir la mente en tiempos de crisis.

“Imagínese que está en este momento observando su casa y quisiera remodelarla, han pasado los años y se ha dado cuenta de todos los espacios, paredes que ya no utiliza y que no son necesarias y hoy tiene la oportunidad de reconstruirla para que sea más bonita, más cómoda y se adapte a su nuevo estilo de vida”, reflexiona.

En su mente, lo primero que usted debe hacer es identificar esas áreas que no le gustan para reconstruirlas, esto para generar espacios que sean útiles y agradables a sus necesidades dentro de ella, seguro se animaría a ver con más detalle lo que ya no necesita para poder transformarlo.

Lo mismo puede hacer con su mente, sus pensamientos y sus emociones, identificar primero cuáles son los pensamientos que ya no necesita, los que le hacen daño y la tienen amarrada en un mundo de angustias, quejas, incertidumbres, complejos, miseria, miedo, estrés y tristeza.

La mente es tan inmensamente versátil que puede llegar a crear los mejores escenarios o formar las rejas que lo mantendrán atado en un mundo de imposibilidades.

¿Cómo lo puede hacer?

“Hay una voz interna que de manera popular yo le digo: la ‘cháchara en la cabeza’, es aquella voz que todos tenemos, que nos pasa hablando las 24 horas al día”. Identifique su plática interna, y sea su propio observador, escuche qué se dice, y cómo se dirige a su persona, resulta urgente observar su propia charla. Asimismo revise si sus palabras la edifican o no hace otra cosa que criticarse a usted misma; aprenda a bajarle el volumen a esa plática interna para identificar su lenguaje, sus palabras.

Al estar atento a su charla interior podrá identificar todas esas palabras negativas que se está diciendo, y todas esas palabras que generan emociones, esas emociones le estarán creando su actual realidad.

Si se cuenta una historia de terror y de autocrítica, su corazón empezará a latir más rápido y su respiración estará más acelerada de lo normal, esto trae angustias y enojos que no necesita.

Es allí donde se reconoce y se decide reemplazar de raíz pensamientos oscuros e innecesarios que quitan la paz y la felicidad por pensamientos de esperanzas, de valentía y de amor propio.

Esta es una herramienta maravillosa que ayudará a reconstruir su mente, recuerde que estamos programados para vivir en zozobra emocional, en ser esclavos de nosotros mismos, en no tener éxito y en estar sumergidos en la oscuridad de los pensamientos; es su tarea y su responsabilidad hacerse cargo de usted misma y reprogramarse para el bienestar, la alegría, la paz interior y la abundancia.

“Atrévase a reconstruirse usted misma, sin quejas, sin culpas sin complejos, le aseguro que usted es más de lo que le dijeron que era”, afirma. “Usted está aquí para ser libre, vivir en plenitud, atrévase a salir de lo tradicional y no a seguir las masas, sea una rebelde con causa para descubrir cuál es el camino a la felicidad y la tranquilidad que tanto añora para ser esa persona que siempre quiso ser y nunca se atrevió por el miedo a la crítica o a fracasar”.

Nunca es tarde, aprenda a ser creativo en las crisis, esto le dará habilidades que no poseía.

La Prensa