Más noticias

10 cosas que pueden costarle la vida a su mascota

Niños y animales son los miembros de la familia con mayor riesgo de sufrir accidentes o enfermedades por objetos que hay en casa

Cuidado con los hongos que crecen en el jardín, pues inhalar sus esporas o ingerirlos puede producir intoxicaciones y daños en los riñones.
Cuidado con los hongos que crecen en el jardín, pues inhalar sus esporas o ingerirlos puede producir intoxicaciones y daños en los riñones.

San Pedro Sula

A continuación le presentamos 10 artículos que más vale alejar de su animal de compañía para mantenerlo a salvo.

1 Productos de limpieza. Al asear la casa o el espacio dedicado a ellos suelen utilizarse productos a base de cloro u otras sustancias bactericidas, y aunque la mayoría son seguros para utilizarse en presencia de animales, la American Medical Veterinary Asociation (AMVA) recomienda prestar atención a las etiquetas.
Si el producto advierte que puede ser tóxico cierto tiempo después de su aplicación, más vale hacer caso.
Entre los problemas más comunes causados por detergentes o limpiadores, están quemaduras en los cojinetes de las patas, cuando se tiene contacto, o problemas del tracto respiratorio y digestivo, en caso de inhalación o ingestión.

2 Plantas. Crotos, azaleas, algunos lirios e incluso los delicados tréboles, si son ingeridos pueden provocar daños hepáticos e intestinales.
La planta equivocada también puede llevar a su mascota a sufrir baja presión o taquicardias, como es el caso de las hortensias, los tulipanes o los narcisos.

3 Hongos. También se debe tener cuidado con los hongos que lleguen a crecer en el jardín, pues inhalar sus esporas o ingerirlos puede producir también intoxicaciones y daños en los riñones o el hígado, tanto en perros como en gatos.
Con los gatos también se debe ser cuidadoso con algunas plantas de olor, que pueden provocarles malestares respiratorios.

4 Medicamentos. La automedicación no es buena tampoco para los animales, pues un simple analgésico como la aspirina puede desencadenar en graves problemas.
Entre los medicamentos que ofrecen más riesgo para los animales del hogar se encuentran los auxiliares en el tratamiento de la gripe, antiinflamatorios no esteroideos, como la aspirina o el ibuprofeno, además de antidepresivos y suplementos alimenticios para adelgazar.

5 Alimentos. Aunque resulten inofensivos para las personas, alimentos como el chocolate, las harinas, el aguacate y bebidas alcohólicas, tés o a base de café, pueden resultar muy perjudiciales.
Es tal el daño que algunos bocadillos pueden causar a perros y gatos que la AMVA refiere que consumir 300 gramos de chocolate puede llegar a provocar la muerte súbita por falla hepática en un perro pequeño, mientras que un mastín español sobrevivió apenas 12 horas.
Según la AMVA, los siete alimentos que por ningún motivo debe consumir una mascota son productos con xylitol -un endulzante artificial empleado en dulces y chicles-, chocolate, cebolla, uvas y pasas, alimentos grasos o fritos, nueces y aguacate.

6 Cables y conexiones. Cables de luz, teléfono, televisión de paga o conexiones de agua y gas son especialmente llamativos para las mascotas, que pueden verlos como juguetes. Si los muerden, el riesgo de quemaduras y hasta muerte por electrocución es alto, sin contar que también ponen en riesgo a la familia, pues podrían causar cortocircuitos o fugas.

7 Escaleras, puertas y ventanas. Son algunos de los principales puntos de riesgo en la casa, pues su mascota puede caer fácilmente por los huecos bajo el barandal de la escalera o una ventana. El problema de las puertas radica en que su mascota podría salirse y sufrir un accidente o perderse. Mantenga las puertas cerradas y a ellos con placa de identificación.

8 Pinturas y solventes. Inhalar por largos periodos los compuestos de pinturas y solventes puede causar intoxicación severa en las mascotas.
Dada la naturaleza de este tipo de sustancias, en razas pequeñas y gatos es posible que resulten, casi de forma inmediata, en quemaduras en el tracto respiratorio.
Conviene mantenerlas tapadas y en estantes cerrados o lejos del alcance del animal.

9 Artículos de aseo personal. Si bien la mayoría no representa un alto riesgo para su mascota, productos como pastas dentales o jabones de manos o baño podrían causarle malestar estomacal intenso, además de vómitos o diarrea.

10 Aerosoles. Con lo que sí hay que tener cuidado es con los desodorantes en aerosol, pues algunos de sus componentes podrían intoxicar a los miembros de su familia de cuatro patas.