El presidente estadounidense Barack Obama pidió en tono de broma a los miembros de la banda de rock Led Zeppelin, no destruir la Casa Blanca, aludiendo a sus excesos legendarios en la década de 1970, al darles la bienvenida en ocasión de los premios del centro Kennedy.

“Estos muchachos han redefinido el estilo de vida rock ‘n’ roll”, dijo Obama en el Salón Este, la sala ceremonial de la Casa Blanca, dirigiéndose al cantante Robert Plant, el guitarrista Jimmy Page y el bajista John Paul Jones, hoy sexagenarios.

Los galardones son las más recompensas culturales prestigiosas de Estados Unidos. Otros ganadores que también asistieron el domingo son el actor Dustin Hoffman, el presentador de televisión David Letterman y la bailarina Natalia Makarova.