Redacción.

Katy Perry hizo referencia al tema 'Bad blood' de Taylor Swift, supuestamente dirigido a la intérprete de 'Chained To The Rhythm', para asegurar que no se rebajará a su altura respondiendo con otro sencillo en su nuevo álbum.

'Para empezar no debería ni contestar a la pregunta de si ['Bad Blood'] es sobre mí. Creo que mi nuevo álbum es un disco lleno de poder. No hay ninguna referencia a cualquier otra persona', dijo Katy en una entrevista con Entertainment Weekly.

Sin embargo, decidió a lanzar una serie de mensajes a todas aquellas artistas que con su actitud fomentan la rivalidad y los celos entre las artistas femeninas, haciendo hincapié en que no iban dirigidas a nadie en concreto.

'Pero te voy a decir una cosa: no confundas la amabilidad con la debilidad. (...) Y esto no va dirigido a nadie en concreto, así que no me citen como que lo es, porque no es así. (...) Sinceramente, cuando las mujeres decidan unirse y trabajar juntas, este mundo será un lugar mejor. Punto final de la historia', aseguró Katy, antes de añadir una última reflexión que parecía ir dirigida directamente a Taylor dando a entender que, ni perdona, ni olvida.

'Pero déjame decir algo más: todo tiene una consecuencia, así que no te olvides de eso, vale, cariño', dijo entre risas.

En cuanto a su nuevo disco, Katy no quiere que la controversia de su enemistad con Taylor robe el protagonismo a los temas políticos e introspectivos que aparecerán en su próximo álbum.

'¡Este disco no va sobre nadie! ¡Ni siquiera es sobre mí! Es sobre todo lo que veo y asimilo. Creo que tiene el poder para sanar, y hay mucha vulnerabilidad en él. Si la gente quiere conectarse, sanarse, sentirse vulnerable y sentirse más poderosa, que Dios los bendiga, aquí lo tienen', concluyó con su peculiar manera de resolver las dudas al respecto.