Estados Unidos.

El rapero Kanye West ha utilizado su último sermón para lanzar una emotiva y entusiasta defensa de su matrimonio con Kim Kardashian, quien inició los trámites del divorcio el pasado mes de febrero, y para compartir públicamente su convencimiento de que el mismísimo Dios quiere ver a la expareja reunida de nuevo en el marco de su anterior vida familiar.

El astro de la música, quien cambió legalmente su nombre hace unas semanas y ahora se da a conocer como ‘Ye’, no ha dudado en recurrir a la fe y a su particular interpretación de la palabra del altísimo para dejar patente que no dar por terminada su historia de amor con la estrella televisiva, aunque esta haya rehecho aparentemente su vida sentimental con el actor y cómico Pete Davidson.

LEA: Ya es oficial: Kim Kardashian y Pete Davidson son novios

“He hecho públicamente cosas que no eran aceptables como esposo, pero ahora mismo, por la razón que sea, no sabía que iba a estar frente a este micrófono, pero estoy aquí para cambiar. La narrativa que Dios quiere es ver que podemos ser redimidos en todas estas relaciones”, ha explicado el intérprete en medio de su discurso, pronunciado durante el acto de Acción de Gracias organizado por la parroquia Mission de Los Ángeles.

$!Kanye no pierde las esperanzas de volver con Kim.

Además de exponer los supuestos deseos del creador, Kanye ha hecho autocrítica para reconocer que ha cometido “muchos errores” en el marco de su dinámica diaria con la celebridad, fallos que pretende subsanar si su todavía esposa le da una segunda oportunidad.

“Necesito volver a casa y estar con mis hijos”, ha añadido en una de las partes más conmovedoras de su alocución, para explicar que dispone de una vivienda justo al lado de la que compartía con Kim para que su relación diaria con sus retoños, North, Saint, Chicago y Psalm, no se vea demasiado afectada por la separación.

A la hora de convencer a la empresaria sobre las bondades de la reconciliación, Kanye se ha comprometido a hacer “todo lo posible” para solventar sus problemas y a expresarse de forma “relajada y saludable”.

$!En una reciente foto se puede ver a Kim Kardashian y Pete Davidson tomados de las manos.

Por otro lado, el rapero resaltó que no dejará que los reality shows en los que ha participado, tanto él como su esposa, escriban el final de su historia con Kim y sus hijos.

“¡No voy a dejar que E! escriba la narrativa de mi familia. No voy a dejar que Hulu (plataforma donde se transmitirá el nuevo reality de las Kardashian) escriba la narrativa de mi familia... soy el sacerdote de mi casa. Tengo que estar junto a mis hijos tanto como sea posible. Estoy haciendo todo lo posible para estar al lado de la situación”, expresó.