California, Estados Unidos.

Los documentos presentados en el Tribunal de Apelaciones de Virginia detallan que la estrella de ‘Aquaman’ -que debe a su ex esposo 10.3 millones de dólares por daños y perjuicios- se queja de que los registros, incluyendo los médicos, no se presentaron como evidencia.

Su documento de apelación de 16 puntos también muestra que considera que el tribunal “se equivocó” al no permitir como prueba el hecho de que Johnny, de 59 años, perdió un juicio similar por difamación contra ella en el Reino Unido, junto con las declaraciones que siguieron a la pérdida.

Su equipo legal también condenó al tribunal por permitir el testimonio sobre la falsa afirmación de Amber de que había donado 3.5 millones de dólares a la Unión Americana de Libertades Civiles de su acuerdo de divorcio de Johnny. Amber también apela la afirmación de que el tribunal permitió erróneamente a Johnny argumentar o sugerir que se podía conceder una indemnización por daños y perjuicios sobre la base de declaraciones realizadas antes de la publicación del artículo de opinión de Amber para el Washington Post.

Su artículo sobre violencia sexual, impreso en 2018, no nombraba al actor como abusador, pero él dijo que era difamatorio para su carácter. Johnny le debe pagar a Amber 2 millones de dólares como resultado de su juicio por difamación, que duró seis semanas, y que según ella en su apelación carecía de “pruebas claras y convincentes” para demostrar que actuó con malicia, algo que debe probarse en los casos de difamación.

El documento de apelación de la actriz dice: “El tribunal de primera instancia cometió un error al denegar la moción de anular el veredicto del jurado en lo que respecta a que el Sr. Depp no probó que las declaraciones supuestamente difamatorias del artículo de opinión impugnado transmitían cada una de ellas un significado difamatorio sobre él de forma implícita y que cualquier implicación de este tipo fue tanto diseñada como intencionada por la Sra. Heard”.

A Johnny se le concedieron entre 10 y 15 millones de dólares en concepto de daños compensatorios y 5 millones de dólares en concepto de daños punitivos, pero el juez limitó posteriormente los daños a 350.000 dólares, dejando a Johnny con un total de 8.35 millones de dólares. Amber ganó una de sus tres contrademandas relacionadas con las declaraciones del abogado de Johnny que sugerían que la actriz y sus amigos habían destrozado su departamento antes de llamar a la policía. Se le concedieron 2 millones de dólares por daños y perjuicios de los 100 millones de dólares que pedía a Johnny.