Madrid.

Lo que no lograron las críticas ni la censura de YouTube lo han acabado consiguiendo unas escuetas declaraciones de su madre: J Balvin ha roto por fin su silencio para “dar la cara” ante la polémica desatada por su tema ‘Perra’ y pedir perdón a todas las personas que se hayan podido sentir ofendidas, “especialmente a las mujeres y a toda la comunidad negra”.

Hasta ahora parecía que el cantante colombiano iba a capear el temporal sin hacer ningún comentario al respecto, pero la entrevista que concedió su madre hace unos días, en la que aseguraba que no reconocía a su Josecito en el videoclip que había grabado para la canción rodeado de bailarinas que gateaban detrás suyo con correas al suyo, le han hecho cambiar de opinión.

“Cuando me enteré, yo le llamé, lógicamente. ¿Dónde está el Josecito que yo conozco? Esa canción... no sé ni qué decir. No veía a mi Josecito por ninguna parte”, ha reconocido Alba Mery en declaraciones al programa ‘Nos cogió la noche’.

Lo único que espera su madre es que toda esta situación le sirva, con un poco de suerte, para aprender una valiosa lección.

“No podemos idealizar a nadie. Él tiene sus defectos y sus cualidades, y que Dios lo bendiga siempre, a él y a todos los artistas colombianos”, dijo.

Tras esto, J Balvin ha aclarado por medio de un video difundido en Instagram que su intención al grabar ese tema era apoyar a una artista emergente como Tokisha, que en su opinión ha demostrado de sobra su compromiso social apoyando “a su gente y a su comunidad” y empoderando a las mujeres.

También se ha dirigido directamente a Alba Mery, su progenitora, para asegurarle que intentará ser el hijo que ella merece.

“Madre, también discúlpame. La idea es seguir siendo mejor cada día. Gracias por escucharme”, ha concluido.