Estados Unidos.

El fin de semana pasado Kim Kardashian se enfundó un ajustado mono fucsia con una aparatosa capa de flores a juego para presentar el popular programa ‘Saturday Night Live’.

Su llamativo atuendo de Balenciaga, que la cubría desde el cuello hasta los pies y las manos, llamó la atención de todo el mundo, incluida la cantante Thalía, que no ha dudado en afirmar que la celebridad le ha copiado uno de sus antiguos looks.

Se trata de uno de los que ella misma lució a principios de los 90 en la era vinculada a su segundo disco, ‘Mundo de cristal’, que consistía en otro mono del mismo intenso color rosa con aplicaciones de flores a la altura del escote barco y que caían en cascada desde las mangas.

“Siempre a la vanguardia desde 1990. Balenciaga, llámame”, ha bromeado la mexicana en su cuenta de Instagram, donde se ha hecho de las comparativas que no han parado de enviarle sus fans en los últimos días.

Esta no es la primera vez que la actriz y cantante se hace eco de la influencia que, en su opinión, sigue teniendo en muchas estrellas del pop internacionales.

En 2018, sin ir más lejos, no pudo resistirse a señalar que la chaqueta que Rihanna se puso para la portada de la revista Garage era casi idéntica a otra que ella había pedido que le diseñaran mucho antes.

Además, hace unas semanas rescató algunas de sus prendas más icónicas para demostrar que siguen siendo absoluta tendencia y que aún le sientan como un guante.