Los Ángeles, Estados Unidos.

La actriz Brittany Murphy falleció el 20 de diciembre de 2009 cuando tenía solo 32 años a causa de una supuesta neumonía que se complicó con una intoxicacióncon drogas. Sin embargo, su padre Angelo Bertolotti nunca creyó en esa versión y solicitó un segundo estudio.

Simon Monjack esposo de la actriz, falleció cinco meses después y el dictamen médico fue el mismo. Bertolotti aseguró que no creía en la versión porque su hija nunca había consumido drogas y lo más seguro es que su yerno tampoco fuera un adicto.

En la investigación que solicitó el padre de la actriz, se pedía un análisis del nivel de toxinas en los cuerpos tanto de Murphy como de Monjack. Los resultados que dio a conocer el portal The Examiner sorprendieron no solo a las familias sino al mundo entero.

En los resultados se encontró la presencia de diez metales en niveles anormales, los cuales solo están presentes en pesticidas y químicos para acabar con algunas plagas de animales.

Lo más impactante es que entre los síntomas que pueden causar estos componentes están: dolores de cabeza, mareos y hasta neumonía, enfermedad por la cual murieron ambos.

Aunque el caso no se ha reabierto, el enigma es quién pudo haberlos asesinado y por qué. Ahora se especula que la mamá de la actriz, Sharon podría estar entre los sospechosos, pues llegó a admitir que luego de la muerte de su hija compartió intimidad con su yerno para superar la pena.

Después de conocer los exámenes, Angelo Bertolotti dijo: “Mi hija no padecía de anorexia ni se drogaba ni tantas cosas que han dicho. No voy a descansar hasta que se llegue a la verdad. Habrá justicia para Brittany”.

Su madre se defiende

Foto: La Prensa

Un experto forense confirma que, si su madre hubiese llamado a la ambulancia 24 horas antes de que sucediera la tragedia, justo cuando su hija empezaba a mostrar empeoramiento, Brittany seguiría viva.

El principal problema fue que, debido a la cantidad de medicamentos que la actriz había ingerido para sobrellevar los dolores, la madre no pudo ver claramente los signos alarmantes hasta que, siendo demasiado tarde, llamó a la ambulancia cuando su hija ya entró en shock.

En diciembre del 2013 ofreció una declaración a los medios y dijo: 'su fallecimiento y el de mi yerno, Simon Monjack, fue devastador', confiesa Sharon en exclusiva a The Hollywood Reporter, que también recuerda al marido de su hija, que murió sólo cinco meses después.

'Pero no he tenido opción al ver los inexcusables esfuerzos por manchar la memoria de mi hija de un hombre que puede que sea su padre biológico, pero que nunca fue un verdadero padre para ella”

'Mi hija y yo éramos nuestra familia. Sólo nos teníamos la una a la otra tanto en lo bueno como en lo malo y éramos inseparables', explica Sharon, que revela que Angelo nunca formó parte de su vida y que de hecho, estuvieron solas durante los 12 años que permaneció en prisión cumpliendo condena. 'Lamento ser tan franca, pero ha llegado el momento de sacar a la luz las mentiras de Angelo, ahora que Brittany no puede defenderse', añade Sharon afirmando que sólo quiere lucrarse con la vida, la carrera y la buena reputación de Brittany.

'Era mi bebé y ahora tengo que luchar por ella. Es hora de que aquellos que realmente la conocían y la querían denuncien a los que querían explotarla: vuestras mentiras ya no van a ser toleradas, y mientras yo viva continuarán siendo expuestas', concluye la carta.