Renée Zellweger y su regreso estelar a la actuación

La actriz, que se hizo mundialmente famosa como Bridget Jones, tiene su revancha. Se luce interpretando a la artista ícono del “Mago de Oz”, Judy Garland.

Ganó el Globo de Oro a la mejor actriz dramática por su papel protagónico en “Judy”.Foto:AFP
Ganó el Globo de Oro a la mejor actriz dramática por su papel protagónico en “Judy”.Foto:AFP

Los Ángeles.

Seis años apartada de los focos la han hecho mucho más fuerte de lo que era. Renée Zellweger sorteó el año pasado la barrera de los 50 y ha regresado a las pantallas con dos proyectos, uno para televisión, la serie ‘Dilema’ de Netflix y otro para el cine, un papel que ya está haciendo mucho ruido de cara a lograr la nominación para un segundo Óscar.

Se trata de su interpelación del ocaso de la actriz y cantante Judy Garland en ‘Judy’, del director Rupert Goold. Desde su presentación en el Festival de Cine de Toronto, la crítica, en otro tiempo implacable con ella, se ha rendido a sus pies. Y a su voz. Estos días ya suena ‘Get happy’, que canta a dúo con Sam Smith, como anticipo de la banda sonora de la película. Este está siendo su renacer bajo los colores del arcoíris.

co-renee1-070120(800x600)
La Biopic está ambientada en 1968. Relata los últimos shows de Judy Garland

Hollywood, tóxico. Igual que el personaje que interpreta, Renée notó que no tenía nada nuevo que ofrecer en un Hollywood que le resultaba cada vez más tóxico. En el 2010 sintió los signos de la depresión.

Hollywood es un universo en el que puedes perder rápidamente el rumbo. Me sigue gustando el trabajo de actriz, pero no soportaba nada de lo que le rodea. Llevaba haciendo lo mismo durante 25 años y bueno, ¿hasta dónde puede llegar la avaricia de una chica? Estaba aburrida de mí misma y sentí que era hora de parar. No es que no me llegaran papeles de peso, es que me sentía frente a un pozo vacío y no quería volver a pasar por eso. Escuchaba mi voz diciendo unos diálogos y sonaba falsa. Sentía que era una impostora. No tenía nada que aportar y no tenía ganas de actuar”, reconoció en ‘The Times’.

co-renee6-070120(800x600)
En 2003 recibe premio del Sindicato de Actores a la Mejor Actriz por “Chicago”.

La actriz tejana ha lidiado también con los comentarios acerca de sus evidentes retoques estéticos, sobre todo el de su aparición, en 2014, durante la fiesta de los premios Women in Hollywood.

“Puede sorprender, pero no me afectaron esas críticas. Admito que fue extremadamente violento, pero creo que estos comentarios me hicieron sentirme mejor conmigo misma, me hicieron aprender más sobre quién era yo como mujer”.

co-renee7-070120(800x600)
En los últimos años los evidentes cambios en su rostro han causado escándalo. Pero ella niega haber pasado por el cirujano plástico.En 2004 recibió el premio Óscar, Globo de Oro y el Bafta a la Mejor Actriz de Reparto por “Could Mountain” donde comparte estelar con Nicole Kidman y Jude Law.