Honduras: cierran fronteras, aeropuertos y paran fútbol y transporte

Gobierno recrudece medidas para proteger a la población del COVID-19, mientras sectores le piden medidas compensatorias por cierre de negocios

Passengers wear protective face masks to prevent the spread of the new Coronavirus, COVID-19, outside the Toncontin International Airport, in Tegucigalpa, on March 14, 2020. - Honduran government has prohibited citizens from Europe, China, Iran, and South Korea the entrance to the country. (Photo by ORLANDO SIERRA / AFP)
Passengers wear protective face masks to prevent the spread of the new Coronavirus, COVID-19, outside the Toncontin International Airport, in Tegucigalpa, on March 14, 2020. - Honduran government has prohibited citizens from Europe, China, Iran, and South Korea the entrance to the country. (Photo by ORLANDO SIERRA / AFP) /

Tegucigalpa, Honduras

Al confirmarse tres nuevos casos de COVID-19 en el país que elevan a seis las personas con esta enfermedad, el Gobierno ordenó estrictas medidas para evitar la propagación del virus y suspendió labores en el sistema público y privado.

Las nuevas decisiones fueron anunciadas ayer en cadena nacional por el presidente, Juan Orlando Hernández, quien acompañado de los representantes del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) dio a conocer los tres nuevos casos en el territorio.
Hernández estableció las medidas en el territorio con el fin de proteger a la población de esta enfermedad que afectaba hasta anoche a 169,387 personas en 146 naciones.

Entre las medidas está el cierre de todas las fronteras, lo mismo que terminales aéreas y marítimas internacionales, para el tránsito de personas.

Las fronteras quedan únicamente abiertas para el transporte de carga y suministros, expresó el mandatario. También se prohíben los eventos de todo tipo y número de personas y se cancelan todas actividades deportivas, culturales y sociales.

169,387
personas contagiadas hay en el mundo por COVID-19. Los países han tomado medidas drásticas para minimizar el impacto económico y social en sus naciones.

El Gobierno también prohibió el funcionamiento del transporte público.“Esta no ha sido una decisión fácil, pero ante grandes males, grandes remedios; el coronavirus es una enfermedad que puede arrebatarnos muchas vidas, por ello estas medidas”, dijo. Con el cierre de las fronteras, Honduras se suma a países como El Salvador y Perú, entre otros, que tomaron la decisión de no dejar ingresar a ninguna persona en sus territorios para evitar que se den más casos de coronavirus.

El Presidente ordenó también el cierre de negocios, excepto supermercados, mercados, pulperías, farmacias, industria farmacéutica, laboratorios médicos, hospitales, hoteles, gasolineras y la banca privada; sin embargo, estos negocios deberán aplicar las medidas de separación de por lo menos un metro entre personas y regular que la cantidad no exceda los 50 en un solo local.

Para ello se debe evitar la presencia de niños, ancianos y familias enteras en los supermercados. Además, se debe controlar el acceso a los mismos de manera que no se sobrepase la cantidad máxima de personas permitidas, detalló el Presidente. También anunció la suspensión de cualquier tipo de eventos y le instruyó a la Secretaría de Finanzas hacer efectivos los pagos de salarios a los empleados públicos cuanto antes, “y exhortamos a la empresa privada a hacer lo mismo”.

Las acciones que buscan salvaguardar la vida y la salud de los hondureños y evitar que el COVID-19 se propague en el país entraron en vigor desde ayer a partir de las 11:59 pm y tendrán una duración de siete días.

Excepciones

Se exceptúa del cierre de fronteras el ingreso de hondureños, residentes permanentes y temporales, así como el cuerpo diplomático acreditado en el país, el cual entrará en cuarentena obligatoria.

Se exceptúan los empleados públicos, personal que atenderá las emergencias, altos funcionarios, personal de Salud, socorro, seguridad y defensa nacional, personal de Aduanas, Migración, puertos, hospitales, transporte público por motivo de salud y el contratado por las empresas dentro de estas excepciones para movilizar a sus trabajadores.

Podrán abrir restaurantes con autoservicio, cocinas con restaurantes a domicilio y empresas que se dediquen al servicio a domicilio.

También podrán trabajar hoteles, empresas de seguridad y transporte de valores, industria agroalimentaria, incluidos centros de distribución de alimentos y bebidas; así como telecomunicaciones, empresas proveedoras de Internet y los medios de comunicación incluyendo radio, televisión, periódicos y empresas de cable.

Prevención

Hernández hizo un llamado a la población para que acate las medidas de quedarse en casa y no aglomerarse en espacios públicos. Además aplicar las acciones de prevención, como el lavado constante de manos, cubrirse al toser, entre otras. “Esto solo lo vamos a afrontar si cada uno asume sus responsabilidades individuales”, indicó.

Estas duras medidas se suman a las que se implementaron el sábado anterior al declarar la alerta roja en todo el país.

Tras la cadena nacional, diferentes tiendas de conveniencia, restaurantes y otros comercios anunciaron que cerrarán durante los siete días que decretó Hernández, otros indicaron que tomarán las medidas necesarias para proteger a los ciudadanos.

La Asociación Hondureña de Instituciones Bancarias (Ahiba) emitió un comunicado en el que establece que los bancos asociados ofrecerán normalmente los servicios y aplicarán las acciones para evitar aglomeraciones de personas. Recomendaron a los ciudadanos hacer uso de los métodos alternos, como las plataformas digitales bancarias.

En los aeropuertos de Tegucigalpa y San Pedro Sula, antes de que se anunciara el cierre de las terminales aéreas, ya se habían tomado algunas medidas de prevención, únicamente dejaban ingresar en la terminal a empleados y viajeros con su debida documentación, además se les aplicó los protocolos establecidos.

Ante la situación de emergencia por la que atraviesa el país, Gabriela Núñez, expresidenta del Banco Central de Honduras, a través de su Twitter posteó que “se debe garantizar la liquidez, inmediato bajar encaje a cero si es posible, para bajar sustancialmente la tasa de interés, alargamiento de plazos en las deudas bancarias, recompra de títulos, postergar pago ISR sin recargos ni multas y obtener fondos internacionales”.

En estas acciones, entre otras, ha sugerido la empresa privada que se hagan para amortiguar el impacto económico que tendrá Honduras por la emergencia que hay a nivel mundial.

El Poder Judicial informó que atenderán al público bajo ciertas medidas de prevención que no pongan en riesgo a la población. Hoy se reunirá el pleno de magistrados para tomar otras medidas.

Restricción

Las autoridades en Roatán, a través de una ordenanza municipal, se declararon en estado de calamidad pública. Por lo que desde hoy a partir de las 5:59 pm y durante 14 días no permitirán el ingreso de personas al municipio ya sea por vía aérea, marítima o de otro tipo proveniente del territorio nacional o del extranjero.

Los trabajadores del sistema educativo y menores de edad deben permanecer en sus viviendas y no podrán circular libremente, salvo razón justificada, establece la ordenanza. Se prohíben las aglomeraciones de personas que superen o congestionen espacios físicos públicos.



La Prensa