Ciudad de México, México.

La serie mexicana “Donde hubo fuego”, que se estrena el próximo 17 de agosto en Netflix y relata en un peculiar formato la vida en una estación de bomberos, dio “nuevas oportunidades” a actores como Eduardo Capetillo e Itatí Cantoral, quienes aseguraron estar muy agradecidos por interpretar a personajes que se salen de lo que habían hecho hasta el momento.

Cantoral, reconocida por sus múltiples apariciones en telenovelas como “María, la del barrio” y “La mexicana y el güero”, interpretará a Glorita, la viuda del hombre que puso el cuartel de bomberos, “una mujer humilde, ama de casa, bonachona y sin muchas pretensiones”.

Puede leer: Cuarta temporada de “Stranger Things” rompe un nuevo récord

Un personaje entrañable por el que mostró su agradecimiento al guionista José Ignacio “Chascas” Valenzuela.

“Gracias por haber pensado en mí, en darme una oportunidad”, expuso en una rueda de prensa en la que se presentó la serie.

Alrededor de Gloria suceden muchas de las tramas de la serie, pues los bomberos acuden con ella para comer, descansar o charlar.

“Mi personaje es como la gloria de la serie, es una mujer muy fuerte y resiliente. A pesar de lo que le pasa la ves feliz, y en México hay muchas Gloritas. Me cautivó, me enamoró la capacidad que tiene de apagar sus incendios”, detalló Cantoral, cuyo personaje en la serie tiene un hijo homosexual a partir del que reflexionó.

“Ojalá todos los padres y madres de México tengamos la posibilidad de tener un poco de Gloria para encauzar a los hijos a ser felices”, sentenció.

También: “El Marginal”, la serie argentina de Netflix que ha roto todos los esquemas

Por su parte, Capetillo interpretará a Ricardo Urzúa, líder de la estación de bomberos, y aseguró que, además de lo “magistral” que le resultó el guión, su personaje fue quien lo cautivó.

“Los personajes que me tocaban hacer eran de galán cuasi perfecto, y en ellos el rango actoral es muy reducido. En este caso, pude tener un personaje con imperfecciones, que sale a recuperar 25 años de vida con una resiliencia impresionante”, dijo.

Además, después de aceptar supo que querían que su hijo, Eduardo Capetillo Gaytán, también apareciera en la serie, algo que le puso nervioso por su poca experiencia, pero que, confesó, lo hizo llorar cuando vio lo profesional que estaba siendo en sus escenas.