Madrid, España.

El actor ganador de un Goya Mario Casas da el salto a la dirección con su primera película, “Mi soledad tiene alas”, una cinta que protagonizará su hermano, el también actor Óscar Casas, junto a un reparto no profesional que ha llevado más de un año de proceso de “casting”.

La película, cuyo rodaje arrancará el próximo octubre en Barcelona, sigue a un grupo de chavales que viven la vida al límite y se dedican a robar joyerías hasta que algo se tuerce y tienen que huir del mundo que conocen, una historia que Mario Casas ha escrito junto a la actriz belga Deborah François y que está ambientada en los barrios donde pasó su infancia el director, según ha explicado la productora.

Según Mario Casas, lo más importante para él “y que se convirtió en casi una necesidad”, era encontrar a jóvenes no profesionales que dieran “una verdad única y especial a la película” y que la hicieran “volar”.

La cinta está producida por Adrián Guerra y Núria Valls y cuenta con la dirección de fotografía de Edu Canet y la dirección artística de Núria Guardia, una producción de Nostromo Films con la participación de Netflix y la ayuda del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA).