Cómo emprender y superar obstáculos

Un emprendedor autodidacta y con habilidades sociales tiene el 70% de la base para construir un negocio, asegura Carlos Padilla.

Con el Taller de Emprendimiento se busca que el joven haga algo con sus habilidades, que pase del conocimiento a la acción, por medio de la generación de empresas innovadoras.

San Pedro Sula, Honduras

“Soy muy viejo para iniciar un negocio”, “No quiero perder mi dinero”, “Tengo miedo al fracaso”, “No sé si los clientes aceptarán mi producto”. ¿Se te hacen familiares estas frases? Quizás algunas de ellas frenaron tu proyecto de negocio en el pasado.

48,000
beneficiarios del proyecto Génesis que atiende a las comunidades vulnerables del país.

Para Carlos Padilla, coordinador de Emprendimientos y Capacitaciones del Proyecto Génesis de la Fundación Nacional para el Desarrollo de Honduras (Funadeh), el primer obstáculo que un emprendedor debe vencer es él mismo.

“Debe romper esa barrera de temor al fracaso, el temor al rechazo, el temor a perder una inversión, vencer sus propias creencias de pobreza”, agrega, porque este sentimiento te impide avanzar en tu proyecto de negocio.

Basado en la experiencia que tiene con jóvenes del Proyecto Génesis, Padilla comparte algunas características que debe tener un emprendedor que le permitirán emprender y superar los obstáculos:

1.- Ser autodidacta: el emprendedor debe estar consciente que el cambio depende de él y no del gobierno o de la comunidad. Esto está ligado a su inteligencia emocional.

También tiene que ver con sus hábitos, de buscar lo que le conviene, de hablar con las personas indicadas y de su formación. “Un emprendedor que busca soluciones es casi garantizado que va a ser un empresario de éxito cuando forme su empresa”, subraya.

2.- Desarrollar habilidades sociales: hace algunos años atrás se pensaba que un mercado grande se comía a un mercado pequeño, ahora con la tecnología, “es el rápido el que se come al lento”, sostiene Padilla.

20
horas es la duración del Taller de Emprendimiento donde los jóvenes aprenden a desarrollar una idea de negocio.

Explica que “hay un mercado disponible, pero si yo soy rápido, aunque no tenga recursos disponibles, puedo tener éxito y eso tiene que ver con ser autodidacta”. Para él, “un emprendedor autodidacta y con habilidades sociales es casi el 70% de la base para construir un negocio”.

3.- Rodearse de las personas correctas: muchas veces por obtener ganancias y por falta de experiencia, el empresario puede asociarse con la persona incorrecta, situación que incrementa “la mortalidad empresarial”. En este sentido, indica Padilla, “hay parámetros para buscar un socio”, por lo que recomienda informarse sobre el aspecto legal.

4.- Ser innovador: “No estamos innovando lo suficiente porque confiamos mucho en nuestra habilidad personal”, explica Padilla. Para él, existen muchas variables que hay que evaluar y que ven en un inicio en el modelo de negocio. Para desarrollarlo utilizan el Modelo Canvas, una tendencia mundial para emprendedores y que es muy bien asimilada por los jóvenes.

5.-Ser ambicioso: un “emprendedor pilas” siempre está buscando ir más allá. Aunque la “ambición” es considerada una palabra negativa, “en el caso de los empresarios ésta debe ser buena si es bien enfocada, por eso un emprendedor necesita dirección, necesita acompañamiento”.

cf-2fasPortada3(800x600)
Los jóvenes emprendedores reciben asesoría técnica, donde se le da seguimiento a la empresa que iniciaron hasta lograr su formalización.

6.- Usar las herramientas disponibles: Padilla destaca el uso de las tecnologías y que en países industrializados son aprovechadas por los emprendedores. En Honduras, los empresarios deben aprender a utilizar estas herramientas necesarias para sus negocios.

7.- Conocer el entorno legal: el emprendedor debe conocer las oportunidades que tiene disponibles. “Este es un buen momento para que Honduras despegue en la creación de empresas”, refiriéndose a la nueva Ley de Apoyo a la Micro y Pequeña Empresa, recientemente aprobada, que busca impulsar este sector con “beneficios fiscales”.

8.-Crear una red de contactos: para estar informado sobre los diversos programas de emprendimientos, como el Bazar del Sábado, foros, conferencias en universidades, entre otros. “Si yo tengo un mapa identificado de todo lo que está pasando estoy asegurando en gran medida el éxito de mi negocio”, explica. A través de esta red, el emprendedor puede conseguir socios estratégicos, posibles inversionistas, proveedores y clientes. “Hoy en día, hasta con el Whatsapp en un foro yo puedo conseguir diez clientes que me pueden dar la rentabilidad (del negocio) en los próximos tres años, focalizar estas oportunidades es clave para una nueva empresa”.

9.- Estar informado: el emprendedor tiene que estar consciente de la importancia de la información, de estar enterado de todo lo que está pasando para gestionar estas oportunidades.

METODOLOGÍA CANVAS

Segmento de mercado:
explica cuál es tu segmento de clientes objetivo para tu idea de negocio innovadora.

Problema:
reflexiona sobre qué problema padece tu cliente que tu producto o servicio pretende solucionar.

Propuesta de valor:
qué te hace especial y cómo vas a ayudar a tus clientes a solucionar su problema.

Solución:
enlista las tres características principales de tu producto o servicio.

Canales:
cómo vas a hacer llegar tu producto o servicio a tus clientes.

Fuentes de ingresos:
cómo vas a ganar dinero. ¿Por qué te van a pagar tus clientes?

Estructura de costos:
analiza los gastos que va a tener tu empresa.

Medición:
identifica las actividades claves a medir que sirvan como indicadores para la toma de decisiones.

Ventaja competitiva:
describe lo que te hace especial frente al resto de tus competidores.

La Prensa