San Pedro Sula, Honduras.

Honduras busca convertirse en un centro logístico mundial, y una de sus principales cartas de presentación es la modernización de la terminal marítima de Puerto Cortés.

Para ello, la Operadora Portuaria Centroamericana (OPC) registrará una inversión total de 245 millones de dólares (5,782 millones de lempiras), de 2014 al cierre de 2018, en diferentes obras.

Dentro de esas inversiones se destaca la construcción del muelle 6, que ya muestra un avance del 80%, y cuyo costo ronda los 145 millones de dólares (3,422 millones de lempiras).

Mariano Turnes, director general de OPC, informó a LA PRENSA que la obra estará concluida en junio de este año, y operando a mediados de agosto.

“Hasta el momento se han invertido 100 millones de dólares (2,360 millones de lempiras). Los trabajos de construcción van a buen ritmo”, detalló el ejecutivo.

Puerto
La obra permitirá duplicar el movimiento de carga en los muelles en un 50%.


Con esta obra, Honduras se perfila como el puerto más competitivo y de mayor capacidad de carga del CA-4.

Además será el único de la región habilitado para atender “megabuques”, de 250 a 310 metros de longitud, explicó Valmir Araujo, gerente comercial sénior de la concesionaria. “Hasta ahora, la terminal solo atiende barcos de 217 metros. Pero recibir buques más grandes, similares a los que pasan por el canal de Panamá, bajará los costos de importación y exportación, porque estos tendrán capacidad para transportar más contenedores a un valor más competitivo”, detalló.

El tercer muelle de OPC tendrá 14 metros de profundidad, pero ya se dejaron las bases para poder llegar a 15.5 metros, lo que dependerá de la demanda.

“Nosotros solo contábamos con muelles de 11 metros de profundidad, es decir, que este tendrá tres metros más, por el momento, pero llegará a tener un total de 15.5 metros”, detalló.

El muelle 6 tendrá 350 metros de longitud, de los cuales 250 ya están construidos.

Puerto
La obra permitirá duplicar el movimiento de carga en los muelles en un 50%.


En cuanto al equipo, se comprarán dos grúas Super-Post-Panamax que pueden mover la carga de un buque de más de 62 metros de ancho, y que tienen una mayor agilidad para cargar y descargar contenedores, estas permitirán pasar de 20 a 40 teus (contenedores de 20 pies) por hora.

“Las plumas de las grúas tendrán capacidad para alcanzar contenedores a una distancia de 62 metros desde el muelle. En este momento solo tenemos equipo para atender barcos de 51 metros de ancho. Esto nos pondrá a la vanguardia, porque en Centroamérica no hay otra terminal que tenga este tipo de equipo”, manifestó Araujo.

Agregó que tanto la inversión del muelle como de las grúas ubicará a Puerto Cortés “en un selecto grupo de terminales en el mundo, que están aptas para operar los megabuques”, resaltó el representante de la concesionaria.

La capacidad anual de movimiento de carga en los muelles pasará de 1 a 1.2 millones de teus.

Puerto
La obra permitirá duplicar el movimiento de carga en los muelles en un 50%.


Atracción

Las nuevas obras y equipos han comenzado a llamar la atención de las navieras internacionales que operan megabuques, aseguró Araujo.

“Ellos ya están considerando hacer cambios en sus rutas, animados por este nuevo muelle, pues podrán ofrecer precios más competitivos al poder transportar un mayor volumen”, detalló.

Otra ventaja es que el producto que sale desde Honduras ya no tendrá la necesidad de hacer conexión en otros puertos para poder abordar los megabuques que van a Europa o destinos más lejanos.

“Los megabuques podrán venir a traer las cargas directamente, porque tendremos un muelle con las condiciones para atenderlos. Por ejemplo, el café que va a Europa hace trasbordo en Colombia, pero ahora podremos recibir buques que tiene el tamaño y la capacidad para ir directamente a ese destino”.

“La magnitud de la obra permitirá también abrir nuevos mercados”, dijo.

Movimientos en la terminal

Al año circulan más de 654,000 contenedores por la terminal marítima (llenos y vacíos), el 47% son exportaciones; otro 47%, importaciones y el restante 6% son mercancías de paso a los diferentes países centroamericanos.