San Pedro Sula, Honduras.

Representantes de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) se mantienen en pláticas con integrantes del Colegio Hondureño de Economistas (CHE) para encontrar alternativas al problema de endeudamiento fiscal de este sector productivo.

Se estima que las exoneraciones fiscales de las mipymes hondureñas asciende a L23,000 millones en los últimos años, según Efraín Rodríguez, presidente de la Asociación Nacional de Medianos y Pequeños Industriales de Honduras (Anmpih) en la zona norte.

“Esto refleja la falta de crecimiento, donde los sectores más representativos de la población económicamente activa como el rubro de las pymes han sido marginados de las políticas económicas y financieras del país”, dice Rodríguez.