26/11/2022
07:43 AM

Más noticias

Mayor atención a caficultores permitirá mejorar la producción, dicen expertos

Expertos cafetaleros de Centroamérica presentaron un plan de rescate que incluye la resiembra con variedades más resistentes, facilidades de crédito y una mayor capacitación

San Pedro Sula. Los dirigentes cafetaleros de ocho países y expertos de la autoridad regional de sanidad agropecuaria, que coordina esfuerzos desde México hasta Panamá, acordaron la implementación de una estrategia basada en la ejecución de un plan de atención a los productores de café en 2014.

El ataque de la roya y la caída de los precios internacionales del grano ocasionó un rezago en toda la cadena productiva, ya que después de tener una cosecha récord en el período 2011-2012, de 7.4 millones de quintales -de los que se exportaron 7.2 millones por $1,439.0 millones-, en el período 2012-2013 se alcanzaron apenas 6 millones de quintales producidos y se enviaron al exterior 5.7 millones por un valor de $792.4 millones.

La cosecha 2013-2014 no será muy diferente a la de 2012-2013 para unos 90 mil productores de café que hay a nivel nacional.

Los efectos negativos todavía se mantienen, pero los dirigentes del sector de Honduras, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, México, Panamá y República Dominicana acordaron seguir las recomendaciones del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa) para revertir esa situación.

“Con plagas tan grandes como la roya, lo más importante es brindar una atención integral al productor con un fuerte programa de asistencia técnica y extensión”, explicó Javier Flores Galarza, director de Cooperación Internacional de Oirsa y ex ministro de Agricultura de Costa Rica.

Los cuatro ejes del plan

El experto plantea cuatro ejes fundamentales que se deben considerar en el plan de atención al productor:

“Se necesitan más extensionistas y que se cuide el ingreso de las familias a través de la siembra intercalada; tiene que haber financiamiento, porque como dicen: “sin cacao no hay chocolate”; debe haber un compromiso de trabajo conjunto en el que se involucren el Gobierno, productores, instituciones autónomas y otros, para atacar el objetivo con una visión de largo plazo; y algo muy importante es considerar el cambio climático, por eso estamos implementando el sistema de alerta temprana”, detalló Flores Galarza.

Sobre el último punto, refirió que técnicos taiwaneses citados en el encuentro demostraron que en el transcurso de 100 años la temperatura promedio ha subido 1.3 grados, lo que obliga a los productores a sembrar café en zonas más altas. Por ello, los productores deben ser capacitados por los técnicos para que conozcan bien las condiciones en que se desarrollan los cultivos.

“Para esto se debe procurar que los créditos para los productores sean otorgados según el ciclo del cultivo. Si van a renovar cafetales, que les permitan pagar a partir del tercer año, aunque en general la banca quiere que se empiece a pagar ya, y eso no le da respiro al productor”, indicó.

“Hay que buscar esquemas que puedan capitalizar parte de los intereses e ingresos adicionales para que la familia pueda comer. Por ejemplo, la siembra intercalada con árboles maderables y frutales”, apunta.

Retos para mejorar

Para Harold Gamboa, jefe de Gestión y Coordinación Técnica del Programa Regional de Apoyo al Control de la Roya del Café de Oirsa, el reto principal es proveer a los caficultores semilla de calidad o certificada.

“Es necesario ir renovando los parques cafeteros con variedades resistentes”, sugiere. Gamboa hace alusión que Colombia tiene más del 50% de su parque cafetero sembrado con material resistente, lo que ha acarreado buenos resultados en la producción.

José Fermín Núñez, director ejecutivo del Consejo Dominicano del Café (Codocafé), manifiesta que se harán esfuerzos para unificar el sistema de alerta temprana y gestionar mayores niveles de financiamiento para apoyar al productor con fertilizantes y otros productos que contribuyan a la resistencia de los cultivos.

“Debemos mantener la guardia en alto, los productores ya se han sensibilizado y eso va a permitir que se definan acciones y la políticas de estrategia que hemos planteado. Si todos la cumplimos vamos a lograr los resultados que todos los productores y las familias cafetaleras esperan”, concluye.