12/04/2024
12:54 AM

Falta de presupuesto afecta la ejecución de instituciones

  • 14 enero 2024 /

Hay un consecuente retraso de las acciones previstas porque no todas las instituciones hacen lo mismo que el año anterior, señala el CHE.

Tegucigalpa

La falta de un Presupuesto General de la República para 2024, por la inactividad del Congreso Nacional, afectará la ejecución del instrumento por las diferentes instituciones del estado.

La presidenta del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Amparo Canales Cruz, consideró que “esto lo que obliga a las instituciones es a retrasar la ejecución, de estar con baja ejecución en los primeros dos trimestres y hacer un proceso acelerado durante los últimos trimestres del año con las consecuencias negativas en la entrega de los productos y servicios de calidad a la población”.

“Ese es un tema sumamente importante, que va a marcar todo el quehacer del desarrollo de este año. En la Ley Orgánica del Presupuesto está estipulado que al no aprobarse en el período correspondiente, el instrumento anterior sigue y esto implica que las instituciones tienen para 2024 nuevos planes operativos anuales, tienen acciones concretas por realizar, obligándolas a iniciar con los recursos que se tenía en 2023.

La pronta aprobación de este principal instrumento de desarrollo con el que cuenta el gobierno para cumplir con las demandas y necesidades de la población y lo que se espera es que se viabilice y pueda estar disponible, añadió Canales Cruz.

El sector urbano concentra el 58% de las viviendas

La lideresa gremial consideró que de no aprobarse el nuevo instrumento, “hay un consecuente retraso de las acciones previstas porque no todas las instituciones hacen lo mismo que el año anterior, sino lo que se esperan son cambios, especialmente en los procesos de inversión pública; todo esto retrasa las acciones que el gobierno tiene previstas y ya sabemos lo que implicó en 2023 la baja ejecución que tuvo en los primeros siete meses; entonces, es una historia que no queremos que se vuelva a repetir, que las instituciones dispongan, hagan viable la programación de las actividades previstas en los tiempos adecuados”.

Indicó que “como Colegio de Economistas nos sumamos a esa excitativa de que debe de haber ese diálogo abierto y sincero del gobierno y de la empresa privada.