22/05/2024
01:35 AM

El futuro comercial tiene sabor a maple

  • 18 septiembre 2011 /

Para muchos países en el hemisferio, la economía de libre mercado es el camino elegido para el desarrollo económico y social.

Uno podría deducir que a este lado del Atlántico, EUA sigue siendo el portaestandarte de las políticas neoliberales y el Consenso de Washington.

Lamentablemente no es el caso. La antipatía hacia el libre comercio es la actitud dominante en EUA.

El puesto de defensor de la liberalización comercial y de las inversiones no es de EUA, sino de su vecino al norte del paralelo 49: Canadá.

Como muchas naciones pequeñas (en este caso no en tamaño, pero sí en población), Canadá necesita vincularse al mundo para sobrevivir. Tal como para Holanda, Taiwán e Israel, para Canadá el comercio no es una opción, es una necesidad.

Y mientras su principal socio comercial es y seguirá siendo EUA, Canadá ha expandido sus vínculos con América Latina y el Caribe.

En términos comerciales, las exportaciones canadienses para América Latina han crecido en un 95% y las importaciones en un 53% desde 2003.

El comercio bilateral de mercancías alcanzó los 51,000 millones de dólares el año pasado.

Estos flujos se concentran en pocos países: México, Brasil, Chile, Perú y Venezuela. Los mercados de destino para Canadá son México, Brasil y Chile; los de importación son México, Brasil y Perú.

Canadá mantiene tratados de libre comercio con Panamá, Colombia, Perú, Costa Rica y Chile, y tiene acuerdos pendientes de ratificación con República Dominicana, la Comunidad Andina, Caricom y el C4 (Honduras, Guatemala, Nicaragua y El Salvador). En suma, Canadá tendrá acuerdos de libre comercio con 28 de los 34 países de la región.

Como parte de su interés comercial con el hemisferio se encuentra su dinámica red de oficinas comerciales. Export Development Canada, EDC, la agencia federal de financiamiento comercial, incrementó sus préstamos en un 40% a 10,000 millones de dólares, una cifra sin precedentes.

En el ámbito de la Inversión Extranjera Directa, IED, Canadá es ahora un inversionista neto focalizado en recursos naturales y servicios financieros. Más del 40% de su IED hacia países en desarrollo se destina a América Latina, principalmente Brasil, Chile, México y Argentina.

Líderes canadienses en minería como Goldcorp, Barick Gold y Teck Cominco y compañías financieras como Brookfield Asset Management, Scotiabank, Royal Bank y CIBC son actores prominentes en la región.

La lista de inversionistas activos en América Latina incluye a compañías comerciales (Weston Foods, Quebecor World, Agrium), ingeniería (SNC Lavalin), tecnología (RIM) y transporte (Magna International, Bombardier).

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, ha declarado: “Canadá está comprometido en desempeñar un rol más significativo en las Américas y en hacerlo en el largo plazo”. En resumen, EUA habla, Canadá camina.

Para Canadá, la liberalización del comercio y de las inversiones no es una opción, sino una necesidad..