Más noticias

¿Cuál es el clima de negocios que ven los líderes empresariales?

El 42% de los empresarios cree que mejorará la situación, respecto a los resultados del primer semestre, pero en comparación al 2020 solo el 22% prevé avances y el 66% cree que se mantendrá igual el resto del año.

Redacción

El clima para hacer negocios en Honduras y en el resto de países de Centroamérica ha mejorado este año, si se compara con la fuerte caída registrada en 2020, en medio de señales de una lenta recuperación económica. Sin embargo, persiste la incertidumbre que afecta las inversiones y la situación indica que la región todavía está lejos de alcanzar niveles óptimos que permitan elevar los ingresos y generar empleos dignos.

Así lo manifestaron los líderes de negocios de la región a través de la “Segunda encuesta empresarial sobre reactivación económica”, septiembre 2021, realizada por la Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (Fecamco) a más de 1,000 empresarios de Honduras, El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua y Panamá.

Como resultado de las condiciones actuales, el 42.9% de los empresarios de la región prevé que el clima para los negocios mejore, por lo que esperan ganancias para esta segunda mitad del año. No obstante, un 36% cree que se mantendrá en el mismo nivel, pero es de preocupación que un 21.1% considera que no mejorará y tendrá pérdidas.

En el caso de Honduras, el 41% de los líderes empresariales cree que respecto a los primeros seis meses del año, las ventas mejorarán, pero el 39% opina que se mantendrán igual y el 20% estima pérdidas.

Mientras que en comparación con lo registrado en 2020, el 66% espera que se mantenga estable, el 22% que mejore y el 11% que empeore la situación, según los resultados de la encuesta de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT).

¿Qué factores afectan?

Son múltiples los factores que están frenando el crecimiento de las empresas y las nuevas inversiones, algunos son los mismos problemas estructurales de muchos años y otros son derivados de los efectos de la pandemia del covid-19. Entre los principales están: el bajo poder adquisitivo de la población por la crisis, las restricciones por la pandemia, la inseguridad, la informalidad, las pocas oportunidades de financiamiento y la ineficiencia en los trámites públicos.

“El sector privado es el que produce bienestar, el que produce empleo, los gobiernos deben enfocarse en facilitarle la vida al sector”, manifestó el presidente de la Fecamco, Julio Castilla al pronunciarse sobre el tema.

Los gobiernos

Para mejorar las condiciones que afectan el clima de negocios y atraer nuevas inversiones a los países, los gobiernos deben trabajar en temas como mejorar la seguridad, agilizar el proceso de vacunación, simplificar los trámites para hacer negocios y ampliar las líneas de financiamiento, sobre todo para la micro y pequeña empresa.

Para la directora ejecutiva del Consejo Nacional de Inversiones (CNI), Jacqueline Foglia, la certeza en la seguridad jurídica es fundamental para que el país mejore el clima de inversiones, además facilitar trámites, mejorar la seguridad, la infraestructura y calificar la mano de obra.

Las consecuencias del mal clima de negocios son el cierre de empresas, desempleo y la informalidad porque ahuyenta la inversión nacional y extranjera, explica Rafael Medina, director ejecutivo de la CCIT. Al respecto, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) advirtió ayer que el 70% de los empleos que se están generando son informales.

$!using smartphone and credit card online shopping

Ante el desafío de la pandemia, las empresas indican que realizaron alianzas estratégicas, invirtieron en tecnología, ampliaron la cobertura y mejoraron la calidad del producto.