Microfinancieras hondureñas lideran en Centroamérica

Cartera crediticia del sector supera los 277 millones de dólares, destaca informe regional de Redcamif y la calificadora SC Riesgo. Se registra un aumento de 12 puntos en inclusión financiera

Las microfinancieras hondureñas muestran mayor solidez que sus pares en el istmo.
Las microfinancieras hondureñas muestran mayor solidez que sus pares en el istmo.

Tegucigalpa, Honduras.

Las cifras hablan más que las palabras. Honduras es el país con más microfinancieras afiliadas y el que cuenta con más sucursales en Centroamérica.

Además, es el país que tiene la mayor cartera crediticia de los países del istmo, destaca el “Análisis del sector microfinanciero en Centroamérica” elaborado por la firma SC Riesgo.

El informe toma como base los datos de la Red Centroamericana y del Caribe de Microfinanzas (Redcamif), que incorpora a República Dominicana.

Esto confirma el aumento de la inclusión financiera en Honduras que pasó del 21 al 33% de acceso para la población.

Esto es reconocido también en el informe Microscopio Global 2015 elaborado por The Economist Intelligence Unit (EIU), en colaboración con el Fondo Multilateral de Inversiones (miembro del Grupo del Banco de Desarrollo Interamericano) y el CAF —Banco de Desarrollo de América Latina—.

Honduras primero

La Redcamif cuenta con siete redes afiliadas, las cuales suman una cartera crediticia total de 1,608.94 millones de dólares y atienden alrededor de 1,273,374 clientes.

De acuerdo con las cifras a junio de 2015, el total de agencias en los países afiliados es de 967 y generan empleo a 11,838 personas, de los cuales alrededor del 38% corresponden a asesores de créditos.

De acuerdo con Carolina Mora Farreon, elaboradora del informe de SC Riesgo, Honduras lidera en cartera con 277 millones de dólares y para atender a los 200,612 clientes cuenta con 249 agencias.

Sin embargo, la mayor cantidad de clientes está concentrada en Nicaragua, con 261,832 clientes, así como el mayor porcentaje de mujeres atendidas.

En cuanto al destino de los créditos, la ejecutiva dijo que “en los últimos años la actividad económica donde principalmente se concentra la cartera colocada corresponde al sector de comercio, representando el 30%”.

En la segunda posición se encuentran aquellos créditos otorgados al sector servicios con una participación del 19% y los sectores de consumo y vivienda, que representa alrededor del 16% cada uno, siendo estos los más representativos.

Por la naturaleza de los microcréditos, estos se otorgan a plazos más cortos, donde alrededor del 54% de los clientes tienen créditos a menos de un año y solamente el 14.2% se registra a más de dos años.

Los préstamos más grandes se otorgan a plazos mayores a 24 meses.

Microscopio 2015

The Economist realiza anualmente el Microscopio Global de Microfinanzas, el cual consiste en un estudio acerca del entorno de negocios de microfinanzas en 55 países.

El informe 2015 se centró en la inclusión financiera y contó con el respaldo de Acción y Fundación Metlife.

Se examinaron las políticas y regulaciones sobre una serie de productos y servicios financieros, un conjunto más numeroso de instituciones que ofrecen estos servicios, toda la gama de métodos de distribución de los servicios y el respaldo institucional para asegurar que lleguen con seguridad a poblaciones de bajos ingresos.

De acuerdo al Microscopio Global de las Microfinanzas del 2015, Centroamérica y el Caribe es la región con mayor representación en el estudio, al sumar 21 países de un total de 55 países.

En América Latina y el Caribe, los puntos fuertes son los que se esperaría de una región con amplia experiencia práctica en mercados financieros para personas de bajos ingresos.

Esto es porque existe una regulación prudencial y principalmente en la regulación de la conducta de mercado “y mecanismos de resolución de conflictos con una difundida presencia de procesos eficientes y capacidades sólidas para proteger al consumidor de productos financieros”.

dncentrales2-080316(800x600)

Perfil de Honduras

La Red de Microfinancieras de Honduras (Redmicroh) es una organización gremial sin fines de lucro, que cuenta con 26 instituciones afiliadas y 249 agencias, según información a junio de 2015.

En total atienden a 200,612 clientes, de los cuales cerca del 56.4% son mujeres.

La cartera de crédito activa asciende a más de $277.4 millones, donde el 54.4% de estos se encuentra colocado en el sector rural.

La participación tanto en el total de la cartera como en clientes está representado mayoritariamente (19%) por la institución microfinanciera ODEF Financiera.

En cuanto al total de cartera de créditos, el segundo lugar lo ocupa Fundevi con una participación del 15.9% y Banco Popular con 15.4%.

Los bancos aumentaron su presencia en microcréditos en 2015. Ficohsa abrió un Centro Especializado de Banca Pyme ubicado en Tegucigalpa.

Se ofrecen cuentas de ahorro y cheques emprendedor Pyme, créditos y servicios internacionales como subasta y compra de divisas y transferencias internacionales.

Banco de Los Trabajadores ofrece el Crédito Pyme para emprendedores que está orientado a financiar diversos sectores como comercio, transporte, servicios, industria, agricultura y ganadería, son préstamos a corto, mediano y largo plazo, con condiciones accesibles.

Préstamo Pyme de Banco Atlántida se dirige al comercio, industria, servicio, agroindustria y otras actividades, destinado al financiamiento de capital de trabajo o activo fijo.

Los plazos para este tipo de crédito son de hasta 10 años activos fijos y tres años para capital de trabajo.

De acuerdo a estudios realizados y como lo menciona el Microscopio Global 2015, Honduras tiene uno de los niveles más bajos de inclusión financiera en América Latina, donde solamente alrededor del 21% de la población mantiene una cuenta formal en una institución financiera.

Sin embargo, al cierre de 2015, el sector de microfinanzas tuvo un incremento importante del 12% en comparación con el año anterior, favorecido principalmente por los indicadores macroeconómicos positivos que presenta la economía tales como la reducción del déficit fiscal, control de la inflación y la depreciación moderada de la moneda.

La inclusión financiera sigue siendo prioritaria para el Gobierno, a través de la aprobación de normativas sobre servicios financieros móviles y elaboración de una estrategia en el tema, la cual está en proceso, considerando que Honduras se convirtió en miembro principal de la Alianza para la Inclusión Financiera en el 2013 y contrajo compromisos específicos en virtud de la Declaración Maya en el 2014.

Según el Microscopio Global del 2015, el entorno competitivo del sistema financiero se caracteriza por la coexistencia de bancos comerciales, estatales, financieras y proveedores de microfinanzas.

Este estudio otorgó una puntuación de 42 de un total de 100 puntos, donde destacan aspectos sobre la regulación de sucursales, agentes y corresponsales, regulación y supervisión de actividades de captación de depósitos y la regulación y supervisión de carteras de crédito.

Específicamente, el marco regulatorio se encuentra parcialmente desarrollado a través del reglamento de Ley Reguladora de las Organizaciones Privadas de Desarrollo que se dedican a Actividades Financieras (OPDF), decreto No. 229-2000.

Se considera que la capacidad especializada para regular y supervisar a las instituciones que atienden a los clientes de bajos ingresos está moderadamente desarrollada, a pesar de que no existe un mandato específico y de amplia cobertura que regule este sector.

Sin embargo, dentro de los retos para profundizar en la inclusión financiera establecidos por el Microscopio Global 2015 se encuentran el crédito de consumo y sus implicaciones en el sobreendeudamiento; también la falta de educación financiera y los niveles extremadamente altos de violencia relacionados con actividades de las maras y de otros grupos delictivos que impactan la oferta y la demanda de servicios financieros.