21/02/2024
09:56 PM

Creación de una comisión interinstitucional es clave para combatir el comercio ilícito

  • 07 diciembre 2020 /

Expertos piden replicar la experiencia obtenida en Guatemala, donde una comisión similar ha logrado dar fuertes golpes al contrabando, evasión fiscal y comercio ilícito.

San Pedro Sula, Honduras.

La creación de una Comisión Interinstitucional de Combate al Contrabando y Comercio Ilícito es fundamental para combatir este flagelo que debilita los recursos del Estado, los cuales podrían invertirse en los sectores claves como la salud y educación.

El contrabando, la falsificación y la evasión fiscal provocan que los gobiernos estén perdiendo miles de millones en ingresos fiscales, las empresas legítimas están siendo socavadas y los consumidores están expuestos a productos mal elaborados y no regulados.

“El comercio ilícito genera una gran cantidad de problemas al país, que van desde la puesta en riesgo de la salud de la ciudadanía por el consumo de productos de procedencia desconocida”, señala Fernando García, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Industriales de Honduras (Andi).

Para combatir el crimen organizado, García indica que una comisión interinstitucional “permitirá acciones coordinadas entre los diferentes actores tanto públicos como privados”, lo que podría generar resultados positivos como los vistos en Guatemala.

Explicó que en este país centroamericano una comisión similar logró desmantelar una red conocida como “La línea” que estaba llevando a cabo grandes procesos de contrabando, evasión fiscal y comercio ilícito.

“Si tomamos ejemplo del caso ocurrido en Guatemala, el resultado de una comisión interinstitucional como la que mencionamos y que ya se encuentra en la ley, podría dar resultados positivos para Honduras”, puntualizó.

Según el Foro Económico Mundial, colectivamente, el valor del comercio ilícito y las actividades delictivas transnacionales se estima entre 8% y 15% del PIB mundial. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, señala que el crimen organizado transnacional es un negocio de $870 mil millones al año.

En Honduras, un estudio de empresas industriales estimó que por comercio ilegal de bebidas gaseosas, licores y cigarrillos, el Estado deja de percibir más de L2,500 millones cada año. Las marcas chinas de contrabando son las que están afectando considerablemente la economía del país.

Comisión interinstitucional

Con la entrada en vigencia del Artículo 31 del Decreto 17-2010 se institucionalizó la Comisión Interinstitucional de Combate al Comercio Ilícito, que es una iniciativa positiva del Congreso Nacional y del Gobierno, sin embargo, esta no ha podido fructificar en vista de que no ha tenido la operatividad que se requiere.

En este sentido, se debe trabajar en la reforma de este artículo para reestructurar la comisión, de tal manera que pueda tener una institucionalidad permanente que permita reuniones continuas entre el sector privado, fuerzas de seguridad pública, instituciones de gobierno, así como el Ministerio Público; y de esta manera, poder identificar cuáles son los primeros y principales problemas que genera el contrabando y poder combatirlo de una manera eficiente y eficaz.

Actualmente la comisión depende de la extinta DEI y por eso es fundamental identificar bajo qué institución del Estado va a depender, con una reforma que se requiere en el Congreso Nacional y la institucionalidad del gobierno.

Por su parte, Juan José Vides, director de la Administración Aduanera de Honduras, sostiene que se requiere armar un plan nacional para el combate de contrabando, debiendo quedar de forma permanente.

Esto con el propósito, “que podamos tener identificación, intercambio de información, hacer estudios para poder identificar dónde pueden converger esas rutas que no son fiscales, rutas de contrabando para poder combatir los ilícitos”, señala.

Entre las instituciones, agrega, “debemos buscar equilibrio entre facilitación y control, mejorando a través de inteligencia aduanera aplicada, que podemos trabajar para prevenir el contrabando, porque el contrabando no genera empleos, la evasión no genera empleos, solo multiplica la pobreza y causa pérdidas millonarias para el Estado de Honduras”.

Destaca que “las pérdidas del contrabando afectan en el tema de competencia desleal y falsa, impulsa y multiplica los ilícitos, esa desproporción en los precios del mercado provoca un desbalance de la economía nacional”.

A su criterio, si se hacen acciones aisladas, se tendrán resultados aislados, por lo que “el combate al contrabando debe ser de una manera integral, entre instituciones y aliados estratégicos que puedan converger en las operaciones de comercio exterior, unión aduanera, esto nos generará una cultura de legalidad y transparencia”, concluyó.