San Pedro Sula, Honduras

Los billetes de 500, 100 y 50 lempiras con nuevas medidas de seguridad ya están en circulación en el territorio.

Desde el 12 de octubre, el Banco Central de Honduras (BCH) anunció que ya estaba en circulación una nueva emisión de los billetes de las ocho denominaciones existentes, en donde los tres de valor más alto serían los que tendrían cambios.

Los billetes de 500 y 100 lempiras siempre cuentan con las medidas de seguridad conocidas por la población, como las barras para no videntes, registro perfecto, hilo de seguridad, marca de agua e imagen latente.

La nueva medida de seguridad para los billetes se puede notar en el anverso, pues al inclinarlos el número más grande de la parte inferior izquierda cambia de color de forma horizontal.

Para el billete de 500 lempiras, el número cambia entre verde y azul, mientras que el de 100 lempiras el dígito varía de oro a verde.

El único que cambió de diseño es el billete de 50 lempiras, que en el reverso se colocó la fachada del nuevo edificio del BCH.

Esta nueva y moderna medida viene a fortalecer la seguridad en los billetes de alta denominación, conforme a avances tecnológicos y estándares de calidad a nivel mundial, para uso y confianza de toda la población, señala el Banco.

Las autoridades del BCH hacen un llamado a la ciudadanía para que utilice los nuevos billetes con confianza y no piense que se trata de algún tipo de falsificación.

Foto: La Prensa

En la esquina inferior izquierda, el número 500 cambia de verde a azul al inclinarlo; el de 100 cambia de dorado a verde. La fachada del nuevo edificio del BCH aparece en el billete de L50.

Inversión

Cada dos años se realiza un cambio de billetes. Para este período 2018-2020, el directorio del BCH licitó una compra de 310 millones de piezas de billetes de banco de las ocho denominaciones. El costo fue de alrededor de 11 millones de dólares (264 millones de lempiras) al cambio actual, lo que representa un valor de entre 75 centavos a un lempira por cada pieza.

También se adquirieron 100 millones de monedas de 20 y 50 centavos. El tiempo de utilización de los billetes ha caído de 24 a 18 meses por el mal uso que hace la población de las piezas, lo que obliga a cambiarlos.

El BCH también informó que los billetes de emisiones anteriore seguirán vigentes, por lo que la ciudadanía no debe preocuparse si no utilizan los nuevos.