Combatir la evasión fiscal y el contrabando, recomienda Unah

Sugieren revisar dispensas, exoneraciones y concesiones para incrementar los ingresos tributarios para financiar el presupuesto nacional de 2021.

Un obrero de la construcción trabaja en el armado de hierro en la capital de la república. Foto:EFE<br/>
Un obrero de la construcción trabaja en el armado de hierro en la capital de la república. Foto:EFE

TEGUCIGALPA.

La crisis por la pandemia puede acabar con el empleo de unos 400,000 hondureños por el cierre de negocios y empresas, según un informe de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah).

El informe Comportamiento de variables macroeconómicas en el marco de la crisis de covid-19 señala que los sectores de turismo, transporte y comercio son los más afectados.

“Esta caída se tornaría más crítica si se agregan los empleos que se perdieron en el sector informal, ya que no se conoce con exactitud el grado de afectación que ha sufrido este, por lo que esta cifra podría duplicarse”, agrega.

Además
La Universidad instó a las autoridades a prestar “atención a los umbrales de endeudamiento público y a su sostenibilidad para evitar comprometer altos porcentajes del presupuesto en concepto de amortización y servicio de la deuda.

Se estima que al cierre de 2020 la tasa de desempleo abierto alcance un 11.4%, lo que supone “un hito histórico” en las cifras laborales de Honduras.

“Las condiciones económicas actuales provocarán que un porcentaje significativo de la fuerza de trabajo quede fuera del mercado laboral en el corto plazo, profundizando la precariedad laboral e incrementando la pobreza, la migración y la exclusión social”, destaca.

Ante este panorama, la Universidad hondureña considera necesario que el Gobierno implemente una “estrategia integral” para crear empleos, fortalecer las condiciones de los sectores productivos y revisar el salario mínimo.

2,500
millones de dólares para financiar el gasto por la pandemia de covid-19 autorizó contratar a Finanzas el Congreso Nacional.

El déficit de la Administración Central alcanzaría el 10% del PIB al cierre de 2020, una situación tildada por la Unah como “preocupante” porque los recursos son “indispensables” para implementar medidas que permitan la sostenibilidad de las finanzas públicas para mantener las prioridades impuestas por la crisis económica.

Lo anterior, añade, obliga a las autoridades a buscar fuentes de financiación externas, combatir frontalmente la evasión, el contrabando y la defraudación aduanera, y analizar reformas que permitan aumentar los ingresos del Estado y reducir el gasto tributario a través de la revisión de dispensas, exoneraciones y concesiones.

Endeudamiento
La Universidad instó a las autoridades a prestar “atención a los umbrales de endeudamiento público.

Este año, Honduras ha mantenido una “tendencia creciente” de endeudamiento, ya que la deuda externa del país alcanza los 12,490 millones de dólares en lo que va de 2020, lo que representa el 49.2% del PIB, según cifras citadas en el estudio.

“Estos niveles tienden a ser preocupantes debido al aceleramiento en adquisición de préstamos, sobre todo por la modalidad de venta de bonos soberanos, destinándose un porcentaje considerable a gasto corriente, el que no contribuye sustancialmente a la generación de crecimiento y desarrollo económico”, señala.

La Prensa