El 44% de las mipymes ya desaparecieron, asegura el Cohep

Empleos perdidos eran el esfuerzo de diez años.

Hoy se cumplen cuatro meses de paralización de la economía.
Hoy se cumplen cuatro meses de paralización de la economía.

TEGUCIGALPA.

El 73% de las empresas hondureñas no ha tenido ningún tipo de ingreso durante los cuatro meses de la pandemia del covid-19 en el país, y difícilmente podrán enfrentar sus responsabilidades tributarias y salariales.

Gabriel Molina, gerente de Empresa Sostenible del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), estima que “el 44.1% de la mipyme ya cerró”.

Molina dijo que los 500,000 empleos perdidos por las suspensiones y despidos fue un esfuerzo de diez años del sector empresarial.

La última estimación del sector privado es que habrá más de 600,000 empleos perdidos, y eso si se abre pronto la economía. Mientras más tiempo se mantenga cerrada la economía más cierres de empresas habrá y más empleos perdidos, afirma el empresario y expresidente de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT), Guy de Pierrefeu.

Esta crisis se profundiza más con la pérdida de empleos y de ingresos en los hogares.

Liliana Castillo, expresidenta del CHE

El empresario considera que el problema es que en los países pobres, como Honduras, el sector informal no tiene la capacidad de implementar medidas de bioseguridad y la desesperación por subsistir los obliga a irrespetar los cierres.

“Eso aumenta enormemente los contagios y satura al sistema de salud, entonces las autoridades cierran lo que pueden cerrar, o sea, la economía formal, que es la que genera los impuestos y los empleos mejor pagados. Estos cierres van a quebrar a muchas empresas formales”, advirtió.

Para Pierrefeu, las medidas populistas son el principal enemigo del empleo porque dan la impresión de favorecer al pueblo.

El sector empresarial estima que se debe revisar el presupuesto de la república y reorientar recursos para cubrir el déficit que se va a tener y utilizarlos en nuevos programas de reactivación de empresas con problemas para evitar su cierre.

Y, además, aprobar una amnistía que cubra el primer semestre de 2020 y se permita pagar los impuestos de manera diferida sin la suma de sanciones para evitar más quiebra de empresas.

La Prensa