Más noticias

Crisis en Argentina deteriora clima regional de inversiones

El docente de Unitec Julian Laski dijo que “es probable” que lo peor esté por venir para el país sudamericano que vive momentos críticos.

ANALISTA. El argentino Julian Laski es docente de la Facultad de Postgrado de Unitec y consultor internacional. FOTO: Yoseph Amaya
ANALISTA. El argentino Julian Laski es docente de la Facultad de Postgrado de Unitec y consultor internacional. FOTO: Yoseph Amaya

SAN PEDRO SULA.

Hasta para los estándares de Argentina, la situación económica de ese país atraviesa un momento crítico.Tras las elecciones primarias del 11 de agosto con una contundente victoria del peronismo, la inestable situación económica que atraviesa la nación sudamericana desde hace varios meses se ha agudizado, con efectos directos para sus ciudadanos.

“Si en cuanto a que lo peor está por venir, es probable. Mi percepción es que hasta ahora hubo días de shocks propios de esta situación de no saber qué pasaba, pero a partir de ahora es cuando se va a empezar a sentir”, advirtió Julian Laski, docente de la Facultad de Postgrado de Unitec.

El consultor y auditor internacional, quien además brindará hoy en San Pedro Sula la conferencia ‘Riesgos financieros: cómo gestionarlos en un contexto de crisis’, recordó que desde el 11 de agosto pasado hasta ayer ha habido una devaluación del peso argentino de un 30%, aproximadamente.

“Eso implica que no en agosto, pero sí en septiembre va a haber un impacto directo sobre los precios. Ya sabemos en América Latina que el aumento del dólar se va directo a los precios.

Qué es ‘fly to quality’ Es desplazar los capitales de riesgo como reacción a la aparición de situaciones inciertas en el contexto económico.

Entonces, esa inflación va a impactar, por supuesto, a los que menos tienen. Desde el punto de vista económico, en ese sentido, lo peor sí está por venir”, refirió el especialista argentino.

Según el último relevamiento de expectativas en agosto, que difundió ayer el Banco Central de Argentina, la inflación estimada para este año aumentó de 40% a 55% y el producto interno bruto (PIB) caerá de -1.4% a -2.5%.

La economía argentina está en recesión desde el segundo trimestre de 2018, con un peso depreciado, la pérdida de más de 12,000 millones en las reservas del Banco Central, con inflación de 25% de enero a julio y alza de pobreza hasta 32% en 2018.

Efectos. La repentina inestabilidad política y económica de Argentina, aunado a mercados agitados producto de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, están deteriorando gradualmente el clima de inversiones de América Latina.

Sobre ello, Laski explicó: “Hay un efecto contagio que es muy interesante. Cuando hay un país que tiene una crisis de deuda, el inversor, la persona que está en Estados Unidos o Europa, lo que hace en un contexto de crisis es irse por lo seguro, no querrá bonos argentinos o de ningún ‘país peligroso’, es decir, cualquier país emergente de México, hacia el sur, con excepciones como Chile. Lo que hacen es quitar sus inversiones de estos países y hacer lo que se llama fly to quality (vuelo a la calidad)”.

Sobre las lecciones aprendidas con la crisis actual, el analista consideró que una de las fundamentales es entender que la única forma de lograr un desarrollo sostenible es con políticas económicas sostenidas en el tiempo, “si un país tiene una política determinada y a los cuatro años decide cambiar, es no es posible que dé un éxito sostenido”.

LC deudaargentina 040919(800x600)