21/05/2024
12:01 AM

Exjugador NFL, sentenciado a prisión tras dar brutal golpiza a su novia

  • 03 marzo 2023 /

Zac Stacy fue condenado dos años después de que se conociera a través de un video que golpeó a su esposa, Kristin Evans, frente a su hijo.

Florida, Estados Unidos.

Zac Stacy, exjugador de la NFL, fue condenado a seis meses de prisión por un caso de brutal violencia doméstica contra su pareja Kristi Evans en noviembre de 2021. Un juez del condado de Orange en Florida emitió el fallo en su contra, además fue sentenciado a un año de libertad condicional.

La denuncia se formalizó ese mismo mes, cuando Evans hizo púbico un video en el que se muestran las agresiones de Stacy.

En el clip, se puede ver cómo el excorredor de Los Angeles Rams y los Jets de Nueva York golpea a su pareja y la estrella contra una pantalla de televisión, todo enfrente del bebé de cinco meses que habían procreado.

Active su cuenta de registro para tener acceso a navegación ilimitada

“Me dio un puñetazo, una bofetada, me levantó literalmente y me tiró contra el televisor y luego (él) me levantó y me golpeó contra el asiento hinchable de mi hijo por la garganta. No es la primera vez que se muestra violento conmigo. Temo por mi seguridad y por la de mis hijos. Mis lesiones por este incidente son graves y probablemente permanentes por lo que me han dicho”, relató Evans en 2021 a los jueces del caso.

En las imágenes se pudo ver a Zac Stacy agrediendo a Kristi Evans.

Por su parte, el abogado de Evans, Thomas Luka, dijo que la reacción de Stacy podía relacionarse directamente con el impacto de los golpes sufridos por la práctica de futbol americano.

“Ha tenido problemas continuos de salud mental durante varios años. Está en un programa de tratamiento intensivo para pacientes hospitalizados por problemas de salud mental”, dijo el jurista.

Finalmente, el pasado martes Stacy fue sentenciado a seis meses de prisión por un juez del condado de Orange, Florida.

La sentencia del caso provocó que el video original, con el que Evans evidenció la agresión que había sufrido, se hiciera viral en redes sociales causando una indignación total y reabriendo el debate sobre la influencia que tienen los golpes en el comportamiento de los jugadores de futbol americano.

Kristin Evans, expareja del jugador de la NFL, impuso la denuncia desde agosto de 2021 luego de que Stacy la golpeó en su casa y delante de su bebé.

La agresión no podría ser más clara y más cobarde: Stacy en todo momento se maneja con alevosía y con una violencia atemorizante. Ni siquiera habría forma de que algún recurso legal pudiera negar o matizar todo lo que se puede ver en el clip.

Pero la pregunta que se hace todo mundo, ahora que el caso ha tenido una sentencia final, es si seis meses son suficientes. En este caso, el jugador ya no tiene vínculo laboral con la NFL (su última temporada, de las tres que jugó, fue en 2017, pero se trata de un sujeto que toda su vida ha practicado futbol americano en diferentes niveles, y que, como mencionó Luka, tenía problemas de salud mental).

HISTORIAL DE AGRESIONES EN LA NFL

Las denuncias por violencia doméstica son comunes en el futbol americano: Ray Rice fue suspendido indefinidamente de la NFL en 2014, luego de que se hiciera público un video en el que golpeó a su pareja en un elevador.

Pero las sanciones no se aplican con la misma vara: Kareem Hunt, actual jugador de los Browns de Cleveland, fue captado en 2018 agrediendo a una mujer en un hotel. En ese momento, fue despedido de los Chifes de Kansas City, pero al año siguiente fue contratado por su actual equipo. Ezekiel Elliott, corredor de los Cowboys, fue suspendido por seis partidos en la temporada 2017, después de que una jueza de Nueva York fallara en su contra por violencia doméstica.

Las lesiones y moretones que sufrió Kristi Evans por la golpiza.

El caso más emblemático es, sin duda, el de O.J. Simpson, leyenda de este deporte, que en 1995 asesinó a su esposa. Aunque nunca se ha hecho pública su condición mental, Bennet Omalu, doctor que descubrió la encefalopatía traumática crónica (CTE) en jugadores de futbol americano, ha dicho que pondría en juego su licencia profesional para demostrar que Simpson tiene (CTE), enfermedad que provoca conductos violentas e impulsivas.

La estadística le respalda: el Journal of American Medical Association publicó en 2017 un estudio de 111 cerebros de exjugadores de la NFL, en el que 110 registraron lesiones cerebrales.

Por otra parte, en 2015 la NFL, que afrontaba una demanda colectiva, anunció que compensaría con 5 millones de dólares a todos los exjugadores que padecieran daños cerebrales graves.

Zac Stacy fue condenado a pasar solo seis meses en prisión tras golpear a su expareja Kristi Evans.

El caso Aarón Hernández, joven promesa que mató a su cuñado en 2013 y se suicidó en su celda en 2017, puso el dedo sobre la llaga —se confirmó que tenía CTE), pues ya nadie puede ignorar que la práctica de futbol americano implica un riesgo casi total de daño cerebral, pese a las protecciones y protocolos que han proliferado en los años recientes.

El tema debería preocupar y no ser sólo una mancha más que se pierde en el tiempo, porque queda claro que es una constante y que seis meses de prisión no sirven para arreglar un problema sistemático.