París, Francia.

Muy propio de su estilo, así fue el golazo que ha marcado este sábado Lionel Messi en el partido que el París Saint Germain se coronó campeón de la Ligue 1 tras sumar el punto que necesitaba con el empate (1-1) frente al Lens.

En el minuto 68, el astro argentino aprovechó una combinación de los suyos para ganarse el espacio y marcar un auténtico golazo con un increíble disparo de media distancia.

Un zurdazo que se coló por la escuadra -su cuarto gol del curso- que sirvió para atar el título de los parisinos y levantar su cuarta Liga en cinco temporadas pese a que Corentin Jean empatase a dos minutos para el 90.

Lionel Messi festeja su golazo frente al Lens.

El golazo de Messi sirvió para sentenciar el campeonato francés cuando todavía restan cuatro jornadas para su conclusión.

El equipo de Mauricio Pochettino, que saca 16 puntos al Olympique de Marsella, necesitaba al menos un empate en el Parque de los Príncipes para cantar el alirón y así lo hizo.