16/04/2024
08:30 PM

Primicia: Valerio Marinacci no jugará con Honduras el Mundial Sub-20

El italiano no será parte de la justa mundialista con la selección hondureña.

Honduras.

Terrible noticia llegó este viernes para la Selección de Honduras que se prepara de cara a competir en el Mundial de Argentina Sub-20 y es la baja del defensor Valerio Marinacci.

El espigado lateral izquierdo nacido en Roma, Italia, fue parte del proceso de la Bicolor luego de la clasificación a la justa mundialista. Estuvo citado a dos microciclos, uno en Estados Unidos y otro en Tegucigalpa, en ambos recibió el visto bueno por parte del entrenador Luis Alvarado.

Desde noviembre del 2022 el formado en las divisiones inferiores de la Lazio inició su proceso de adquirir el pasaporte hondureño en Italia para no tener ningún problema si era citado al Mundial de Argentina. Cabe resaltar que su abuela materna es hondureña de nacimiento.

Mundial Sub20:Calendario de Honduras y esto debes saber de los rivales

El DT Luis Alvarado advirtió hace unas semanas que la presencia del actual jugador del Cosenza estaba complicada al no recibir su pasaporte y las malas noticias le llegaron a Valerio Marinacci, el documento oficial no llegará a tiempo.

La Bicolor tiene planificado viajar en los próximos días a Uruguay, incluso jugará un amistoso ante la Celeste el 10 de mayo y luego llegarán a tierras mundialistas para encarar el grupo F junto a Gambia, Corea del Sur y Francia.

Valerio Marinacci juega como lateral por la banda izquierda.

TRISTEZA

Valerio Marinacci siente mucho dolor al confirmarse que por el pasaporte no acudirá al Mundial de Argentina porque estaba en los planes de formar parte de los 21 convocados. “No llegaron a tiempo con el pasaporte”, reveló.

“Muy mal porque estaba trabajando mucho”, fue la primera frase que escribió en comunicación con GOLAZO el futbolista del Cosenza y que juega en el equipo primavera desde hace seis meses luego de su salida de la Lazio.

Y agregó que, en el futuro, ya con los documentos en regla, desea formar parte de las selecciones nacionales: “Si claro. Habrá otras oportunidades que Dios me dará”.

Un detalle que lo tiene afectado al novel jugador es que su abuela no sabe todavía que no jugará con Honduras el Mundial debido a las altas expectativas e ilusiones que se formó.