Moscú, Rusia.

La UEFA confirmó que las federaciones de Rusia y Turquía han declarado su interés para organizar la Eurocopa de 2028 o la de 2032, y que también ha recibido una candidatura conjunta de Reino Unido y la República de Irlanda para 2028 y otra de Italia para 2032.

La designación de las sedes para ambas competiciones se hará en septiembre de 2023, según recordó el organismo, que había fijado la fecha de este miércoles como límite para la declaración de interés de posibles candidatos.

De esta forma, las aspirantes a la Eurocopa 2028 son el proyecto conjunto de Inglaterra, Irlanda del Norte, República de Irlanda, Escocia y Gales, además de Rusia o Turquía.

Tanto Rusia como Turquía se han postulado en su caso para la edición de 2032, junto a Italia.

Aunque la FIFA y la UEFA suspendieron a todos los equipos rusos -selecciones y clubes- el pasado 28 de febrero tras el inicio de la invasión de Rusia a Ucrania y no pueden participar en sus competiciones hasta nuevo aviso, la Federación Rusa, que es la que ha solicitado la organización de la Eurocopa, no tiene impuesta suspensión alguna actualmente.

Dada la situación actual, el Comité Ejecutivo de la UEFA, que tiene previsto reunirse el 7 de abril y el 10 de mayo, permanecerá a la espera de convocar nuevas reuniones extraordinarias, de forma regular y continua cuando sea necesario, según pudo confirmar EFE.

Ante la declaración de interés de la Unión de Fútbol de Rusia, el organismo, de acuerdo a la evolución de los acontecimientos, evaluará la situación legal y adoptará nuevas decisiones según sea necesario.

La FIFA y la UEFA decidieron el 28 de febrero de forma conjunta suspender a todas las selecciones nacionales y clubes rusos para participar en las competiciones de ambas hasta nuevo aviso, lo que implica la exclusión de Rusia del Mundial de Qatar 2022, para el que debía jugar la repesca.

La UEFA cambió la sede de la final de la Liga de Campeones de San Petersburgo a París y pusor fin a su asociación con Gazprom, la compañía energética rusa, en todas las competiciones, a la que estaba vinculada desde 2012.

Rusia fue el país que organizó en 2018 el Mundial de fútbol.

También la FIFA, en coordinación y consulta con la UEFA y otras partes interesadas, decidió modificar el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores (RSTP) para proporcionar seguridad jurídica y claridad en una serie de cuestiones y atender a las consecuencias de la guerra en los jugadores.

Por ello se ha introducido el nuevo Anexo 7 temporal del Reglamento, titulado “Normas temporales para hacer frente a la situación excepcional derivada de la guerra en Ucrania”, que incluye disposiciones relacionadas con la suspensión de contratos entre jugadores/entrenadores y clubes, que están afiliados a la Asociación Ucraniana de Fútbol (UAF) y a la Unión de Fútbol de Rusia (FUR).

Las nuevas disposiciones permiten, entre otras cosas, que los jugadores afectados jueguen en otro club hasta el 30 de junio de 2022.

Por ello el Comité Ejecutivo de la UEFA decidió incluir una disposición que permite a los clubes inscribir un máximo de dos jugadores adicionales, que estaban previamente inscritos en un club afiliado a la UAF o a la FUR y cuyos contratos han sido suspendidos de acuerdo con el Anexo 7 del RSTP de la FIFA.