30/11/2022
12:27 AM

Más noticias

Una Honduras para la historia y con mucho futuro

La Sub-17 catracho rompió todos los pronósticos y disputó uno de sus mejores mundiales juveniles, llegando hasta cuartos en Emiratos Árabes Unidos.

Al Ain City, Emiratos Árabes Unidos.

La Selección Sub-17 de Honduras quedó eliminada este viernes en Al Ain al perder en cuartos de final con Suecia por 2-1, pero su campañón en el Mundial de Emiratos-2013 quedará en la historia de su fútbol, proyectando nuevos valores que alimentan la ilusión hacia un futuro grande.

Los chicos de José Valladares rompieron todos los pronósticos y quebraron todos los récords en tierra emiratí, donde habían llegado para disputar la tercera justa global de su historia con el pesado antecedente de seis derrotas en fase inicial que arrastraba de Corea del Sur-2007 y Nigeria-2009.

La clasificación a Emiratos-2013 ya había sido heróica, al superar en cuartos de final del Premundial de la CONCACAF a Estados Unidos en cuartos de final, obteniendo el boleto mundialista y, de paso, eliminando por primera vez en la historia a una selección Sub-17 de Estados Unidos de una Copa del Mundo.

'Venimos para hacer historia', adelantó Valladares en la previa al debut, que se saldó con un tremendo triunfo 2-1 contra el anfitrión Emiratos, el día de su fiesta inaugural, con todo el estadio en contra.

Eran los primeros puntos en un Mundial, la primera victoria y la puesta en marcha de un sueño grande.

Al siguiente partido, el suplente de lujo Jorge Bodden, héroe por duplicado en el campeonato, clavó el 2-2 con Eslovaquia en el descuento para lograr el pase virtual a octavos.

Valladares fue astuto y planteó un partido con estilo más defensivo ante el favorito Brasil, cuidando los goles que le permitieron entrar como segundo del grupo A, pese a la derrota 3-0 con los tricampeones mundiales.

'Vamos a retomar nuestro estilo agresivo y volveremos a jugar al ataque contra Uzbekistán', comentó el extaxista Valladares, que logró convencer al grupo con sus palabras para pasar cada desafío.

Los octavos de final fueron otro paso histórico para la miniH, pero en el camino perdió a su atacante estrella Alberth Elis por acumulación de tarjetas amarillas y su reemplazante natural Bodden, que metió el gol del triunfo ante los Lobos, quedó tocado físicamente.

A lo largo del torneo, Honduras respetó su filosofía de juego tradicional. Balón por el piso, juego por las puntas y búsqueda constante del gol.

Eso hizo este viernes al principio con Suecia, hasta que los tanques escandinavos los desgastaron y terminaron dándole vuelta la historia en la segunda parte, con un banco hondureño mermado y sin poder revertir el resultado.

Valladares metió por primera vez en la historia a una selección catracha en una segunda vuelta de Copa del Mundo, con un grupo del que tirará Honduras en la Mayor dentro de algunos años.

'Me ha gustado mucho la Sub-17', dijo el seleccionador de la mayor, el colombiano Luis Fernando Suárez, quien clasificó a su equipo a Brasil-2014, metiéndolo por segunda vez en forma consecutiva en Copa del Mundo. La anterior participación databa de España-1982.

La Bicolor adulta había sido una especie de 'motivación y ejemplo' para los chicos, que también dieron continuidad a la última gran gesta de la Sub-23 olímpica, cuartofinalista en Londres-2012, incluyendo una victoria para los libros sobre el favorito España, reforzado con dos campeones mundiales mayores en Sudáfrica-2010.

La miniH no quiso ser menos. Cuartos de final es histórico también, con revelaciones en el campo de juego que proyectan al fútbol hondureño.

El portero Cristian Hernández es una baza segura entre los palos. El capitán Luis Santos y su comandante Devron García tienen solidez y despliegue. Fredy Medina y Christopher Alegría se destacaron en el mediocampo. Y arriba Brayan Velásquez, autor de un golazo este viernes, y Alberth Elis tienen pólvora para derrochar.

Valladares lo supo antes que todos. Ahora los hinchas hondureños están al tanto.