30/05/2024
03:55 PM

San Juan, el mimado de Quimistán hace soñar a su pueblo

  • 23 diciembre 2018 /

El San Juan ha ganado 43 campeonatos de la liga local. Es muy tradicional en los valles.

Quimistán, Santa Bárbara.

“Oye tu chico, ¿y por qué no hacemos un solo equipo?”, les preguntó allá por 1965 el cubano Raúl O’Connor Arce a las directivas del San Juancito y La Estrellita, dos equipos que competían por la supremacía del pintoresco pueblo de Quimistán.

Con esta iniciativa de O’Connor, quien también llevó el primer motor eléctrico al lugar, nació uno de los equipos más tradicionales de Santa Bárbara, que ha ganado 43 títulos de la liga local y ahora se prepara para pelear por el título del Torneo Apertura de la Liga de Ascenso frente a la Real Sociedad. Es el San Juan Huracán, que fue fundado el 19 de octubre de 1965. Tiene 53 años.

Omar Rodríguez, secretario de la actual junta directiva, nos relata que el San Juan tuvo un paso por por el Ascenso en la década de los 80. Se mantuvo durante ocho años compitiendo en ese circuito. Luego descendió a Liga Mayor y regresó en los 90, pero su participación fue breve.

El plantel del San Juan trabaja con entusiasmo. Foto Franklin Muñoz
Desde entonces estuvo bregando en la tercera categoría hasta que para el Apertura 2018, el San Juan Huracán compró un derecho para formar parte del circuito de plata en Honduras. En Quimistán no se esperaban la ola de triunfos que traía el ahora finalista del Apertura.

SORPRESA Y FORTALEZA

En su primer torneo, el San Juan llegaba como víctima. Era el papel más lógico para un equipo de jóvenes “hambrientos”, pero sin experiencia. No obstante, en el seno del grupo, se pensaban otras cosas: “Es sorpresa para muchos, para nosotros no lo es, por la manera en la que deseamos y encaramos las cosas”, aseguró el capitán Bryan Castro, uno de los pocos del plantel que ya tiene experiencia en la Liga.

“Cuando llegamos aquí, el equipo era la cenicienta del sector”, recuerda el rápido delantero Rudy Meléndez. Pero, al paso de las jornadas, el San Juan se fue rebelando del papel que, sin conocer su valía, le habían asignado.Comenzó a hacerse fuerte en su casa, el estadio Domingo Ortega. Ahí tiene 26 partidos sin perder, si contamos nueve del Ascenso y 17 de Liga Mayor.

El estadio tiene una historia especial relacionada con su nombre, se cuenta que don Domingo Ortega era un agricultor, que tras terminar la dura faena en el campo llegaba a quitar arbustos y limpiar el lugar que ahora es el fortín del San Juan.

Foto: La Prensa

El defensa Bryan Castro, con pasado en el Real España, Vida y Platense, es el líder de la defensa del San Juan. Foto Franklin Muñoz
Los jugadores intentan explicar esa fortaleza de local de varias formas, pero la que más repiten se encuentra en su afición: “Ese calor constante que da la gente aquí durante 90 minutos ayuda en todos lados. Cuando uno está sin piernas, ellos lo levantan, mirar las gradas, te mete energía”, describe Meléndez, quien creció como futbolista en las reservas de Real España. Ahora busca regresar a su sueño de Primera División.

El goleador del equipo es Jorge Chávez, quien presume de siete tantos en el torneo, también se siente orgulloso de la gente que grita por el equipo: “Nuestra gente es un factor importante, es exagerada su pasión, nos apoyan siempre”.

Lizardo Hernández, volante derecho que se desarrolló en la cantera del Marathón, también alabó el empuje que reciben de las gradas: “Es un aliento exagerado, desde que comienza el partido hasta cuando termina”.

EL ENTRENADOR

El arquitecto de este sorprendente proyecto es Joche Alvarado, entrenador con gran trayectoria en el ascenso. De hecho, ya peleó por llegar a la Primera División al frente de Parrillas One, la final la perdió frente al mismo rival que hoy lo acecha: Real Sociedad.

“Estoy pensando que es una revancha, pero todos los partidos son diferentes. Tienen una gran ventaja, que ellos van a cerrar en su casa”, nos manifestó Alvarado al recordar la final de 2012 cuando los aceiteros ascendieron a Primera División.

Foto: La Prensa

Joche Alvarado, el entrenador del San Juan. Foto Franklin Muñoz
Alvarado ha logrado mezclar a jóvenes talentosos de la zona de los valles de Santa Bárbara con algunas piezas de experiencia en Liga Nacional, estos últimos son pocos, pero son referentes. “Este es un equipo intenso, me gusta que siempre trabaje en conjunto, tiene muy buena posesión de pelota y tiene contundencia”.

Al técnico le gustaría darle a este pueblo la alegría de tomar un boleto a la Liga: “Esta es una buena plaza, un estadio que siempre está lleno. Habría que arreglar la infraestructura, si se quiere aspirar a un equipo de Liga”.

La ilusión que lo acompaña no la esconde: “Ese es el sueño mío (Liga Nacional). Ganar este torneo sería fenomenal para mi persona y también para algunos jugadores que no lo han experimentado”.

UN TICO PREPARA A LOS PORTEROS

El preparador de arqueros del San Juan es oriundo de Costa Rica. Su nombre es Mike Goñi. Antes de llegar a Honduras estuvo en Herediano de su país y después emigró a Nicaragua donde trabajó con el Diriangen.

Foto: La Prensa

Mike Goñi, el preparador de porteros del San Juan. Foto Franklin Muñoz
“Estaba en Nicaragua, lo político que está pasando en Nicaragua provocó que despidieran a varios extranjeros”, nos contó.

Se quedó sin trabajo, pero Goñi fue contactado a través de Facebook por un directivo de los garrobos y desde entonces está en el San Juan.