Villarreal, España.

El dominio total tras el descanso no fue suficiente para que el Real Madrid ganara en La Cerámica al Villarreal en un choque en el que los locales fueron mejores en la primera mitad y en el que un balón al horizontal en el minuto 92 privó de la victoria al equipo merengue.

La primera parte estuvo marcada por el buen juego del equipo local, que superó a su oponente, y la segunda por una superioridad muy clara del conjunto madrileño, sobre todo en la primera media hora, que dio una imagen muy diferente con una buena actuación de Vinicius.

VER MÁS: TABLA DE POSICIONES DE LA LIGA ESPAÑOLA

La noticia más llamativa en el inicio del encuentro fue la presencia de Gareth Bale en el Real Madrid, 168 días después, para jugar como delantero centro en detrimento del centrocampista Luka Modric, aunque en el primer tiempo el jugador galés apenas participó en el juego de su equipo para mejorar en el segundo.

Vinicius fue uno de los que más lo intentó en el Real Madrid, pero le costó con la férrea marca de la defensa del Villarreal.

Aunque las fuerzas estuvieron bastante niveladas durante toda la primera parte, fue el equipo de Unai Emery el que ejerció un mayor dominio y dispuso de las ocasiones de gol más claras como consecuencia, sobre todo de sus penetraciones por ambas bandas, en especial por la derecha, donde Samuel Chukwueze siempre pudo con Marcelo.

A los seis minutos, una penetración suya le permitió alcanzar el poste de la meta de Thibaut Courtois y en el minuto 19 llegó la más clara del primer periodo para los locales con un balón de Arnaut Danjuma al poste, antes de que el portero belga realizara una gran parada en la tercera opción de gol para el Villarreal.

Thibaut Courtois tuvo trabajo en la primera parte del partido.

Solo a tres minutos del descanso dispuso el equipo madrileño de una ocasión para marcar en la primera y única aparición de Bale hasta ese momento que desbarató Gerónimo Rulli.

Fue una primera parte intensa en la que no faltó la polémica en dos acciones en las que Vinicius recibió un golpe en la cara por parte de Rapul Albiol primero y Dani Parejo, después, y en una fuerte entrada de Marco Asensio sobre Vicente Iborra.

Gareth Bale contó con esta clara ocasión, pero se tomó con un gran Gerónimo Rulli que evitó el gol del galés.

MEJORÍA BLANCA

Tras el descanso, el equipo de Carlo Ancelotti estaba obligado a dar un paso adelante para ser protagonista del encuentro y comenzó mejor que el equipo castellonense con un buen remate incluido de Asensio (m.49) que salió alto.

Fue la antesala de una contra de Vinicius que culminó con un gran remate de Bale que desvió Rulli y acabó en córner tras rozar el larguero (m.56), además de ratificar que el equipo visitante había dado un paso adelante. Poco después Rulli deshizo una gran ocasión de Vinicius.

Gerónimo Rulli también le negó el gol a Vinicius.

El partido en nada tenía que ver al de la primera parte con un Real Madrid agrandado y un Villarreal empequeñecido y sin mostrar la sensación de peligro de los primeros 45 minutos.

El equipo visitante encerró al Villarreal en su área con largas posesiones de balón y sin darle apenas oportunidades de salir con opciones de crear peligro a la contra.

Rulli en su enésima parada desbarató un remate de Bale (m.65) cuando cada vez se masticaba más el gol en la meta del equipo amarillo, que estaba contra las cuerdas.

Carlo Ancelotti no encontró la fórmula para ganar al Villarreal.

Ancelotti dio entrada Luka Modric a diez minutos del final con el objetivo de incrementar el dominio para resolver el choque en el poco tiempo que restaba, aunque en los minutos finales el Villarreal no sufrió tanto como en la primera media hora de la reanudación.

En el minuto 92 se registró la jugada clave del encuentro con una vaselina del servio Luka Jovic que repelió el larguero y que en el rechace Serge Auriere despejó en la línea de meta el remate de Nacho Fernández.

Luka Jovic se lamenta tras la oportunidad de marcar que tuvo, pero el poste le dijo que “no”.

Ficha técnica:

0 - Villarreal: Rulli, Foyth, Albiol, Pau Torres, Pedraza (Estupiñçan, m.73), Lo Celso (Aurier, m.87), Iborra (Trigueros, m.67), Parejo, Alberto Moreno, Chukwueze (Yeremi, m.73) y Danjuma (Dia, m.67).

0 - Real Madrid: Courtois, Carvajal, Militao, Alaba, Marcelo (Nacho, m.82), Casemiro, Kroos, Valverde (Modric, m.78), Asensio (Rodrygo, 78), Bale (Jovic, m.73) y Vinicius (Hazard, m.82).

Árbitro: Sánchez Martínez (comité murciano). Amonestó por el Villarreal Foyth (m.23) y Albiol (m.52) y por el Real Madrid a Militao (m.23), Asensio (m.29), Bale (m.45) y Casemiro (m.88)

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo cuarta jornada del campeonato de Liga disputado en La cerámica ante 17.894 espectadores. En los prolegómenos del encuentro se rindió homenaje al jugador local Boulayé Dia, campeón de la Copa de África con la selección de Senegal.